20100108231851-a3a6fa3bd7kkkkkkkkkkkkkkkkkkk.jpg

Francisco Villoslada, teniente de alcalde de Agricultura, Pueblos Anejos y Turismo del Ayuntamiento de Motril, ha informado de los daños que se han sucedido en las zonas rurales del municipio tras el último temporal de lluvia y fuerte viento sufrido en la comarca. Así, desde el Servicio de Agricultura se ha elaborado un completo informe en el que se detallan explícitamente los daños causados además de un plan de recuperación con actuaciones de prevención, cuya inversión se estima que sea de más de 360.000 euros.

En primer lugar, y haciendo referencia a cómo han afectado las lluvias a los caminos rurales, se han producido daños en taludes y terraplenes así como barranqueras en el firme en caminos como Panata, Patuara, Coscurros, Galindo, Cota 200, Carretera de la Garnatilla, Camino del Cementerio de la Garnatilla, Camino Barranco Carlonca, Cortijo Los Vazquez, o Camino de Los Llanos de Carchuna, entre otros. De nuevo, y como ya ocurriera en el anterior temporal, uno de los más afectados ha sido el camino de los Coscurros al Cerro del Polo, donde ha cedido el terraplén. Se contempla que la reparación de estos daños en concreto suponga un gasto de más de 70.000 euros.

Así mismo, en el Camino de Antiguo de los Tablones, se produjeron desprendimientos de piedras de gran dimensión siguiendo activo el peligro de más desprendimientos, siendo la retirada a modo preventivo una opción no llevada a cabo porque puede suponer la venida del terreno. En este caso la actuación es urgente a fin de evitar daños personales y materiales, y la inversión estimada asciende a más de 30.000 euros para maquinaria adecuada para la retirada del material suelto y ataluzado así como camiones para la retirada del material.

En el camino de la Cota 200 se ha producido un deslizamiento del terreno que ha provocado su levantamiento subiendo el firme asfáltico unos 40 centímetros, rompiendo el canal de la cota 200 en este tramo y además se ha producido un desprendimiento del terraplén colindante. El coste de reparación de este tramo asciende a más de 60.000 euros.

Se estima que en la retirada de los metros cúbicos de tierra depositada sobre caminos procedentes de terreras y repaso de niveladora de barranqueras y compactación de caminos es necesaria la inversión de una partida de más de 82.000 euros, por lo que el montante total sólo en la restauración de caminos rurales asciende a más de 260.000 euros.

Por otro lado, y en relación a los años en la producción agraria, ha afectado tanto a los cultivos bajo abrigo como a los productos subtropicales. En los de bajo abrigo han sido más afectados los cultivos de tomate cherry, pepino holandés y judía. En el primero de ellos las pérdidas han supuesto un quince por ciento de la producción anual. En el caso del pepino holandés y la judía, se ha perdido fruto por el exceso de humedad, lo que también ha originado que se produzcan los factores óptimos para la aparición de enfermedades. Se puede hablar de una pérdida del ocho por ciento de la producción anual.

En los cultivos subtropicales, sobre todo afectados por el viento, se ha producido la caída de frutos de chirimoyo, aguacate y mango, lo que sumado a la caída que se produjo a primeros de noviembre por la misma razón, las altas temperaturas y los robos, está haciendo que la producción de estas especies se reduzca considerablemente.

Actuaciones de prevención

Según el informe de los técnicos del Servicio de Agricultura del Ayuntamiento de Motril, las inundaciones ocasionadas en la zona de la Playa de Poniente se han debido en gran medida al abandono de los cultivos en la zona de la vega baja del municipio, lo que a su vez ha provocado la pérdida de las acequias de riego y desagüe, haciendo que toda esta superficie recoja el agua de las precipitaciones y ésta salga libre por inundación hacia cotas bajas buscando una salida natural al mar.

“Por ello se pretende dar una solución, y desde esta área se propone la creación de dos grandes acequias que canalicen las aguas procedentes de las zonas de regadío de cotas superiores hacia los dos únicos balates que actualmente desaguan al mar y que dan cota para la evacuación de esta agua”, ha explicado Villoslada, que ha indicado que para ejecutar esta actuación hay que realizar una inversión de 60.000 euros para la apertura de una acequia en un total de unos 2000 metros de longitud y reposición de pasos en caminos y tornas para dar agua a las pocas parcelas que aun están de cultivo bajo dichas acequias de desagüe.

Igualmente, la zona del Cucho y aledaños del futuro polígono industrial del Puerto Motril, está totalmente anegada por la falta de cultivo y abandono de las acequias, afectando a la producción de las pocas fincas que aun se cultivan que están dedicadas a ornamentales, olivos, intensivo bajo plástico y huerta, causando estas inundaciones pérdidas económicas a los agricultores que aún mantienen la producción en estos pagos. Aquí es necesario también una actuación de emergencia para limpieza y canalización de acequias a la Rambla de los Álamos estimada en más de 40.000 euros.

Comentarios  Ir a formulario