20100904060424-ccccccccc.jpg

El alcalde de Motril, Carlos Rojas, ha advertido de que el sellado de túneles para acopio de material en el tramo Puntalón-Carchuna de la A-7 evidencia la “parálisis total” de la obra, y mantiene su pretensión de reunirse, junto al resto de alcaldes de la comarca, con el ministro de Fomento, José Blanco, para analizar el futuro de las infraestructuras de la costa granadina.

Rojas, que es presidente de la Mancomunidad de Municipios de la Costa Tropical, ha recordado que fue el pasado 24 de agosto cuando los alcaldes pidieron la cita con el ministro, que tiene de plazo para contestar hasta el próximo 15 de septiembre. De no hacerlo, la Mancomunidad volverá a reunirse con los alcaldes para fijar lugar y fecha para una “movilización institucional sin precedentes” en Madrid.

“Si de aquí al plazo que marcamos no recibimos ninguna respuesta por parte del Gobierno central nos plantaremos a las puertas del Congreso o del Ministerio de Fomento para reclamar lo que por derecho nos pertenece”, mantuvo Rojas, que considera que los alcaldes de la Costa no pueden “seguir consintiendo que el ministro y el Gobierno continúen engañando a los ciudadanos de esta manera, porque aquí nos estamos jugando nuestro futuro”.

Rojas apuntó en ese sentido que la cita solicitada “es especialmente necesaria”, ahora si cabe “más que nunca”, porque, en su opinión, Blanco “debe rendir cuentas de por qué los túneles del tramo Puntalón-Carchuna están ahora tapiados, el material apilado y la maquinaria parada”, situaciones que, según manifestó Rojas “entran en contradicción con las últimas declaraciones de los cargos socialistas”, incluido el propio ministro, “que no dudaron en colgarse la medalla de que la autovía seguiría en marcha y las infraestructuras estaban salvadas de cualquier recorte”.

Comentarios  Ir a formulario