Blogia
Motril@Digital

Almuñécar conmemorara el 1250 aniversario de la llegada de Abderraman I al municipio sexitano

Almuñécar conmemorara el 1250 aniversario de la llegada de Abderraman I al municipio sexitano Almuñécar celebrará el próximo mes de octubre un Simposium sobre el 1250 aniversario de la llegada de Abderramán al municipio sexitano, según informó el alcalde, Juan Carlos Benavides.

Según Benavides, el Ayuntamiento de Almuñécar ya tiene perfilado un programa de actos y actividades que se realizarán los días 20, 21 y 22 octubre, bajo la coordinación de José Calvo Poyatos y que será presentado el próximo día 20 en la capital granadina.

El Simposium cuenta con la colaboración de la Embajada de Siria y el Instituto Cultural Sirio de Madrid, apuntó la concejala de Cultura, María Dolores Rull.

El consistorio sexitano erigió una estatua de Abderramán en 1984, coincidiendo con la celebración del I Encuentro Hispano Árabe que organizó. El monumento fue levantado junto a la plaza que ahora también lleva el nombre de emir y al pie de los Peñones del Santo. Esta fue la primera obra monumental del escultor granadino Miguel Moreno Romera en Almuñécar. Más tarde, y en el marco de los Encuentros que se celebraban anualmente, se creó un premio que llevaba el nombre de Abderramán y el que se galardonó a diversas personalidades e instituciones del mundo hispano árabe.

Historia

Según cuenta la historia, Abderramán I (734 – 788) era miembro de la dinastía omeya que gobernaba en Damasco y fue el único de la familia que consiguió escapar con vida en la fatídica tarde del 25 de julio del año 750, cuando los abbasíes acabaron con los omeyas para hacerse con el poder.

Abderamán tenía sangre beréber por parte de su madre y puso rumbo al norte de África, tras una breve estancia en Irak. La tribu de Nafta le dio cobijo en Marruecos, en las proximidades de Ceuta donde estaba asentada. Desde allí decidió enviar algunos emisarios hacia Al-Andalus donde podía encontrar partidarios, en un momento de revueltas y hambrunas. En efecto, entre las tropas sirias -la mayoría clientes de los Omeyas- la figura de Abderramán fue recibida con mucho cariño, aunque no experimentó la misma sensación entre los dirigentes del grupo del poder, los qaysíes. No obstante, los sirios se volcaron con el omeya y le dieron su total apoyo para cruzar el estrecho de Gibraltar y desembarcar en Almuñécar, en agosto del año 755. Abd al-Rahman se puso al frente de un potente ejército formado por sirios, yemeníes y beréberes, derrotando al gobernador de Córdoba un año más tarde, en mayo de 756. En la mezquita de la capital andalusí Abderramán era proclamado emir. De esta manera se instauraba el primer poder musulmán independiente del califato.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres