Blogia
Motril@Digital

El Comité de Empresa tiene 48 horas para decidir si acepta la propuesta económica lanzada por el Consejo de Administración de Limdeco

Antonio Escámez, teniente de alcalde de Medio Ambiente, Salud y Consumo y Deportes y José García Fuentes, teniente de alcalde de Economía e Interior, han comparecido esta mañana ante los medios de comunicación para explicar cuál es la última propuesta que se le ha puesto sobre la mesa al Comité de Empresa de Limdeco con el fin de llegar a un acuerdo que de por finalizada la huelga. La propuesta consiste en hacer en un pago en enero los atrasos de este año, con el incremento del 4,1; para 2008 una subida del IPC real (el 2,5) más el 1,2 a los peones y el 1 al resto de trabajadores, mientras que para 2009 se haría una revisión del IPC en una sola paga. Esta oferta está presentada y tiene 48 horas de plazo, si pasado este tiempo no se acepta, el Consejo de Administración la retiraría.

El responsable de Medio Ambiente y del Consejo de Administración, Antonio Escámez, ha incidido en que esta propuesta es sólo económica, y que por supuesto, las contrataciones a las que se habían comprometido con las propuestas anteriores no se podrán hacer: “ya no entramos a incluir a las 25 personas que iban a entrar como fijos, porque con la subida salarial no podemos hacer frente a la contratación de más personal hasta que no finalice el Plan de Saneamiento”, ha afirmado. En este sentido ha continuado explicando que “mientras este equipo de gobierno pretendía apostar por más trabajadores para que llegaran a todos los barrios de Motril, a algunos sólo les interesa que haya conflicto, suciedad y que Motril sea conocida por algo que es irracional”. Ha recordado que hace cuatro años “los mismos que gobernamos ahora firmamos el mejor convenio de la historia de Limdeco, consiguiendo que los trabajadores fueran equiparados al resto de empleados municipales”. Escámez ha continuado: “aún así hubo pintadas, igual que ahora”.

Ha querido igualmente “pedir disculpas y perdón a los motrileños” por esta huelga, porque parece que “a algunas personas no les importa la suciedad de nuestras calles, sino quién gobierna el Ayuntamiento”. Sobre el seguimiento de la huelga, también ha señalado que “cada persona que quiera trabajar podrá hacerlo”, siendo en el día de hoy 14 trabajadores los que han salido a limpiar las calles, “más de lo que los sindicatos pedían como servicios mínimos”.

También ha recordado que este convenio se tendría que haber empezado a negociar el uno de enero de 2007, pero a día 26 de diciembre aún continúa la negociación. “Esto tiene claros tintes políticos: no se negoció antes porque había unas elecciones municipales de por medio, y sí se negocia ahora porque hay unas elecciones generales en breve”, ha apuntado.

Por su parte, José García Fuentes también ha reflexionado sobre la huelga, relatando que en la noche del 24 al 25, en el momento en los que se iba a proceder a la recogida por parte de los trabajadores, “hubo incidentes como piquetes, vaciado de contenedores y de papeleras cuyo contenido fue esparcido por la calle o sabotaje a dos camiones que intentaban salir a trabajar, además de los desplazamiento de los contenedores para que los vehículos de carga lateral no pudieran recogerlos”. El edil ha afirmado que “lamentamos estos actos por parte de los trabajadores de la propia empresa”, anunciando que se está haciendo un informe de la Policía Local para depurar responsabilidades, “puesto que estas acciones son actos vandálicos que están tipificados en el Código Penal”. En este sentido, ha señalado igualmente que “aquellos trabajadores que optan por no secundar la huelga y trabajar, van a tener garantizada su seguridad”, añadiendo que “ya uno de los camiones tuvo que ser escoltado por la Policía Local”.

Por otro lado, y a nivel económico, el edil ha dicho no entender la huelga, y ha argumentado que a Limdeco “se está haciendo mucho daño”. Ha argumentado que esta empresa ha pasado de tener de presupuesto de 4 a 9 millones de euros, de lo que más del 80 por ciento se destina a pagar sueldos. “Un peón cobra 17.700 euros anuales, repartidos en 15 pagas, es decir, una más que el resto de trabajadores municipales, y la oferta que presentamos supone una subida del 4’1 por ciento, que es superior a lo establecido por ley”, ha explicado García Fuentes.

Sobre el trasfondo político, ha coincidido con Escámez al recordar que “en el último pleno los dos partidos de la oposición –PSOE e IU- estuvieron alentando a los trabajadores para que hicieran algunas de las cosas que se produjeron”. Ha añadido que el crecimiento de Limdeco, del 3 por ciento, está regulado por el Plan de Saneamiento que elaboraron PSOE e IU, “y en estas estipulaciones no hay cabida para lo que están pidiendo los trabajadores, algo que estos dos partidos políticos saben perfectamente que no se puede llevar a cabo”, ha puntualizado

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres