Blogia
Motril@Digital

El jurado popular declara culpable de homicidio al indigente acusado de apuñalar a otro en Albuñol

El jurado declaró hoy culpable de homicidio al indigente de nacionalidad lituana acusado de apuñalar mortalmente a otro en las inmediaciones del campo de fútbol de Albuñol, donde ambos había estado bebiendo previamente grandes cantidades de alcohol.

El tribunal popular, que hizo público su veredicto sobre las 16,45 horas de hoy, ha considerado como elementos de prueba el testimonio de un testigo que vio cómo el acusado "perseguía" a su víctima hasta "emparedarla" en un muro, en el que le asestó varias puñaladas, y su "falta de auxilio", teniendo en cuenta que el agredido no murió instantáneamente.

Tras hacer pública su decisión, la Fiscalía mantuvo su petición de 12 años de cárcel, mientras que la defensa, que había alegado desde un principio que el inculpado no tuvo intención de matar, pidió una pena más reducida, dentro de los límites que establece en estos casos la ley, que permite imponer entre 10 y 15 años de prisión. Ahora será la Sección Primera la que deberá determinar la pena, ya que el juicio ha quedado así visto para sentencia.

Los hechos enjuiciados desde el pasado lunes en la Audiencia Provincial de Granada se remontan al pasado 29 de mayo de 2009, a la 13,30 horas, cuando ambos iniciaron una discusión, tras la que el procesado, de iniciales H.K. y 38 años, propinó varias cuchilladas a A.J., de 52, que ocasionaron su muerte poco después, a las 14,15 horas, cuando era trasladado en ambulancia al hospital de Adra (Almería).

El inculpado aseguró durante la vista que no creyó "tan grave" la agresión, que cometió además "en defensa propia", tras una discusión que supuestamente inició la víctima. Asimismo, se encontraba entonces bajo los efectos del alcohol, puesto que habían ingerido unos diez litros de vino junto al que era su amigo desde primera hora de la mañana.

Con la ayuda de una traductora, H.K. explicó ante el tribunal que el día de los hechos ambos se encontraban en una especie de cobertizo junto al campo de fútbol compartiendo una naranja que su amigo comenzó a pelar con la navaja que él llevaba ese día atada al cuello. En un momento dado, sobre las 13,30 horas, empezaron a discutir, lo que derivó en que el fallecido le cortara en una mano al inculpado, dando lugar a una riña en la que los dos cayeron al suelo.

Fue entonces cuando H.K. le propinó una puñalada en el costado a A.J., no recuerda exactamente dónde, sin conocer el alcance de las heridas. De hecho, según relató, su amigo, que previamente le había pegado varias veces, se quedó sentado en un bordillo tras el apuñalamiento. Después, el agresor se marchó a pedir ayuda para que una ambulancia lo trasladara a un centro sanitario. Así, se dirigió a un hombre y una mujer que estaban por el lugar y les dijo las pocas palabras que podía decir en español y que su estado etílico le permitía: "Sangre, médico, cuchillo".

Después se lavó las manos en una fuente cercana y se fue, arrojando la navaja empleada a pocos metros de donde pocas horas después fue detenido, en el paraje de Las Cuevas, en una zona de cortijos derruidos donde vivían varios indigentes de su grupo, que eran conocidos en el pueblo como 'comegatos'.

Según apuntó, H.K. conocía al fallecido desde el mismo momento en que llegó a Albuñol, unos cinco años antes del incidente, ya que solían trabajar en ocasiones en el campo. En el tiempo en el que no trabajaban bebían alcohol, incluso del sanitario, que rebajaban con agua, cuando se les acababa el vino. El día en el que se produjo el apuñalamiento mortal fue encontrada cerca del lugar del homicidio una botella de plástico que contenía ese tipo de alcohol, que según el acusado, había tomado la víctima.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres