Blogia
Motril@Digital

Los senderistas sexitanos recorrieron la zona de la Contraviesa

El grupo de senderistas del Patronato Municipal de Deportes de Almuñécar dedicó la segunda ruta de este mes de abril, incluida dentro de programa de este año 2012,  a recorrer la Sierra de la Contraviesa, entre Sierra Nevada y la Costa granadina, según informó, Enrique Garín, que junto a Chico Novo son los  guías y representantes del Área de Senderismo del Patronato deportivo  sexitano. 

            El punto de salida fue la Haza del Lino. En concreto, un  espectacular alcornocal situado en el límite climático correspondiente a esta especie vegetal. “Es el alcornocal más extenso del sur de España. Algunos ejemplares de un extraordinario tamaño”, relató Garín 

            “Comenzamos la ruta en el Haza del lino. Una antigua venta de arrieros, situada a 1250 metros sobre el nivel del mar y perteneciente al municipio de Torvizcón, en plena Sierra de la Contraviesa. El grupo estuvo formado por unos cuarentena senderistas, entre los que se encontraban  un grupo de la sociedad Sierra Nevada”, relató 

            Los senderistas almuñequeros no quisieron perderse una fotografía bajo uno vieja y gran alcornocal al poco de iniciar la ruta. “La  parada era obligatoria  para apreciar el inmenso castaño de muchos siglos de longevidad”, justificó Enrique Garín. 

            A continuación siguieron  ascendiendo entre viejos alcornoques y encinas hasta alcanzar el denominado Pico Salchicha, a 1.545 metros de altitud. “Es una atalaya con excepcionales vistas de Sierra Nevada, el Mediterráneo, e incluso, se divisaba parte del municipio de  Almuñécar:  Punta de la Mona y la zona de la urbanización de Los Pinos, hicieron las delicias de los participantes, muy sorprendidos por esta zona de la Contraviesa, que creían mucho más seca y carente de tanto bosque”, señaló Garín.. 

            La llegada a la cumbre fue aprovechada para reponer fuerzas con un buen desayuno, además de disfrutar de las impresionantes vistas. Después tocaba del descenso. “Fue  muy agradable, donde vimos muchas cabezas de ganado vacuno. Entre pinares, alcornoques y encinares, llegamos al casi abandonado pueblo de Barjis, con un barrio bajo, con restos de una antiquísima iglesia,  y el barrio alto, donde viven solo tres familias”, explicó Enrique Garín. 

            En esta cortijada y junto a una agradable fuente de agua fresca fue el lugar para realizar la  comida. Desde aquí, por una agradable vereda, el grupo de senderistas salió a la pista, que entre tupidos pinares les llevó a la Venta de la Cañada  -antigua Venta de las Tontas-  donde le  esperaba el autobús de regreso que tuvo lugar sobre las 17 horas. Antes de volver Almuñécar hubo tiempo para  tomar unas cervezas de rigor,  servidas con unas generosas tapas. 

            La próxima ruta programada desde el Patronato será el domingo 6 de mayo. La salida tendrá lugar desde Nigüelas, por un impresionante y espectacular camino entre rocas hasta el Molino del Torrente. Desde aquí entre cítricos, olivos centenarios y ruinas árabes y romanas llegaran  al, casi abandonado,  pueblo de Saleres. Según Enrique Garín otros años ha encantado a los senderistas y por ello  esperamos este año no ser menos”, dijo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres