Blogia
Motril@Digital

"Nieve en la sesera" por Jesús María Cascón

"Nieve en la sesera" por Jesús María Cascón

Cetursa argumenta que la caída de un 40% en el volumen de esquiadores es motivo o razón suficiente para echar el candado a la temporada en Sierra Nevada. Veamos: cada fin de semana, nuestra estación recibe unos, digamos, 30.000 visitantes, entre esquiadores y personas que simplemente disfrutan de las cumbres altas granadinas pero sin calzarse los aperos. Si la llegada de personal cae un 40% quiere decir que, por ejemplo, esta semana tendríamos doce mil visitantes menos... pero llegarían 18.000 personas.

Para Cetursa no merece la pena atender a esta gente, los hosteleros y comerciantes de la estación no pueden acceder a un volumen de negocio bastante elevado con esta cantidad de personas pululando entre Borreguiles y Pradollano y, en definitiva, todo apunta a que las excusas para cerrar la estación en un momento en el que la calidad de la nieve es más que suficiente para mantenerla abierta son simplemente eso, excusas para clausurar el año y poner en periodo vacacional a los directivos, mandando al paro al resto. Pisteros, balizeros, temporeros y personal de las tiendas y empresas de la zona que acaban sus contratos coincidiendo con el fin de la temporada invernal. Es decir: a buscarse la vida. 
 
La putada es que buscarse la vida hoy por hoy es complicado no, lo siguiente. Y es que los acontecimientos de estos últimos días ponen en cuestión la gestión de Cetursa y los tejemanejes de la Junta de Andalucía con todo lo referente a Sierra Nevada.
El objetivo es claro: disminuir la cuota de gastos al máximo para ofrecer una sensación de rentabilidad que no es tal. La Junta, desde el comienzo de la campaña electoral, ha comenzado a maniobrar para que todas sus empresas públicas ahorren precisamente donde no tienen que ahorrar: en la gestión del servicio público.
Que sepamos, y si no es así pedimos disculpas, la cuota salarial de los directivos de todas estas compañías no ha descendido al ritmo o al nivel que la actual crisis impone. Sería de sentido común que por ahí también llegaran los recortes, porque si algo se ha demostrado en los últimos tres años es que despedir a tres trabajadores sale más caro que menguar la soldada de un ejecutivo, uno sólo. Pero esta medida no es plato de gusto para los gestores andaluces, prefieren cerrar tiendas en una época en la que, en España, si alguien quiere subir a un macizo nevado, sólo puede venir aquí. Ya, ni eso.
 
Dicho esto, queda todavía un ’asuntillo’ por resolver: recordarán que la estación fue cerrada a cal y canto en la jornada de huelga general del 29 de marzo. Cetursa decidió que todo bicho viviente que pulule por la estación tenía que hacer huelga, quisiera o no. Cerrar la estación implicaba cerrar negocios, dado que si no hay gente, no vendes, y si no vendes, no necesitas empleados en los establecimientos.
Este es el modelo de gestión que necesitamos los granadinos, este modelo que premia al que da la espalda a la realidad, el que pliega velas para gastar menos cuando en realidad aumenta la tasa de paro, y el que hace huelgas salvajes porque los correos electrónicos enviados desde Sevilla así lo demandan. Que siga la fiesta.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres