Blogia
Motril@Digital

IU rechaza la reforma del aborto por considerarla una vulneración del derecho de las mujeres

El anteproyecto de Ley de protección de los Derechos del concebido y de la mujer embarazada continúa recibiendo fuertes contestaciones sociales. Desde la coalición de izquierdas la consideran restrictiva, retrógrada. Según la coordinadora local de la formación, es un atentado al derecho de las mujeres a decidir sobre su maternidad, un derecho que, para IU, debería poder ejercerse sin interferencias, sin tutelas, ni penalizaciones.

Por ello, Izquierda Unida de Almuñécar-La Herradura pedirá al Ayuntamiento en el próximo pleno que muestre su rechazo a esta reforma y pida su retirada inmediata por restringir derechos fundamentales de las mujeres que sí están reconocidos por la Unión Europea.

El derecho de las mujeres a decidir sobre su maternidad no se puede enmarcar en un debate ajeno a la libre decisión de las mujeres. Es un derecho fundamental y, como tal, no puede ser objeto de intercambio con los estamentos religiosos y sociales más reaccionarios, argumenta la moción.

Además, la propuesta recoge que cualquier ley relacionada con la salud reproductiva y la interrupción voluntaria del embarazo debe contemplar, como mínimo, la prevención contra los embarazos no deseados con diferentes instrumentos culturales. Es necesaria una educación sexual que recorra todos los estadios educativos, una coeducación real y efectiva y una transmisión de valores de igualdad entre mujeres y hombres.

Por eso,  IU defiende una ley que permita a las mujeres interrumpir su embarazo en el momento y por las razones que desee, sin restricciones, sin plazos y sin tutelas; una ley que regule la objeción de conciencia para que ésta no sea una coartada de la clase sanitaria más reaccionaria; una ley que elimine el aborto voluntario del código penal tanto para las mujeres como para las y los profesionales sanitarios que lo practican.

La coordinadora local de IU rechaza que los derechos de la mujer se vean convertidos en delitos siguiendo unos principios claramente influidos por la iglesia católica. El papel del Estado debe ser el de apoyar a la mujer desde el ámbito sanitario y psicólogico. Una administración decente debe garantizar, en vez de poner trabas, que cualquier aborto se realice de forma segura y completamente gratis en hospitales públicos.

Por estas razones, señala Luci, IU hace hincapié en el derecho de las mujeres a decidir y exige una despenalización total del aborto a la vez que hace un llamamiento a la ciudadanía a participar en las movilizaciones que hagan visible el rechazo a este anteproyecto de ley.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres