Blogia
Motril@Digital

La sonrisa de Terrasson cautiva en el Festival de Busquístar

La sonrisa de Terrasson cautiva en el Festival de Busquístar

Mañana sábado 9 de agosto a las 22.30 horas en el Patio de las Escuelas, finalizan los conciertos de este año con la Vargas Blues Band & Dani Wilde 

Con un aforo repleto que doblaba el número de habitantes de la villa de Busquístar, más de 700 espectadores, muchos de ellos llegados de diversos puntos de España, Jacky Terrasson ofreció anoche un concierto de más de dos horas y media de duración en el VIII Festival de Jazz & Blues de las Alpujarras-Villa de Busquístar. Algo inusual, pero comprensible teniendo en cuenta que el pianista canadiense quedó sorprendido del paisaje y la cordialidad de los habitantes de la Alpujarra y de un público entregado que reclamó varios bises.

 Perfectamente acompañado por el batería cubano Lukmil Pérez y el contrabajista Stepahne Kerecki, Terrasson desarrolló con maestría un concierto apenas interrumpido, a modo de un intenso viaje musical, en el que iba enlazando temas propios como Try to catch me, Gouache, o D-Ling y excelentes versiones de estándares o incluso canciones pop como el sorprendente Beat It  de Michael Jackson. Soberbia fue la desestructuración del clásico  compuesto por Juan Tizól, Caravan, y elegante su personalísima interpretación de Smile, el famoso tema compuesto por Charles Chaplin, uno de los momentos mágicos del concierto. 

Terrasson no sólo consiguió dejar inmóvil en sus asientos a un público que había venido de distintas procedencias exclusivamente para escuchar al artista sino dejar en la memoria del festival, uno de los mejores conciertos de su historia. 

VARGAS BLUES BAND & DANI WILDE. Sábado, 9 de agosto.

Javier Vargas, guitarra

Dani Wilde, guitarra y voz

Gaz Pearson, voz

Luis Mayol, bajo y voz

Peter Kunts, batería y voz 

Aunque nació en Madrid, Javier pasó su infancia y juventud en Argentina y Venezuela. Con doce años tiene su primera guitarra eléctrica y descubre que se quiere dedicar a la música. Se traslada a Nashville, donde aprende y recibe influencias del ambiente musical de la cuna del country y del rockabilly de finales de los sesenta  y, más tarde, a Los Angeles donde, a pesar de su juventud, participa en grabaciones  y comparte escenario con luminarias como Van Halen, Alvin Lee o Roy Buchanan, entre otros. 

Regresa a España y forma parte de la banda de Miguel Ríos e interviene  en varios de sus álbumes, aportando temas como Un Caballo Llamado Muerte, Generación Límite o Nueva Ola. Colabora con Joaquín Sabina, Manolo Tena y  la Orquesta Mondragón. Cosmopolita y viajero incansable pasa temporadas en Londres, París  y Nueva York, trabajando como músico de sesión, moviéndose en los circuitos de jazz y blues más prestigiosos pero, tras pasar por varias formaciones, Javier empieza a perfilar su propio proyecto y en 1991 crea su propia Banda: la Vargas Blues Band. 

All Around Blues es el primer álbum que graba como líder, consigue en España cifras récord de ventas para un disco de blues y supone el inicio de una carrera discográfica que se extenderá hasta la veintena de álbumes, incluyendo múltiples premios y directos y colaboraciones con artistas como  Andrés Calamaro, Raimundo Amador, Larry Graham, Paul Shortino o el mismísimo Carlos Santana. El guitarrista lo llamó para incluir en su álbum, Santana Brothers, la canción que da precisamente título al disco de la Vargas Blues Band:  Blues Latino. Más tarde lo volvería a llamar para la gira que Santana  por Europa, para presentar su premiado disco: Supernatural. 

Javier Vargas tiene un sonido propio y personal en el que tiene un enorme peso su  sangre latina, el flamenco y las percusiones, tras haber vivido en muchas partes del mundo, y aunque sea un defensor del mestizaje, es uno de los mejores intérpretes de blues de Europa. Con la Vargas Blues Band, ha cumplido veintidós años con la satisfacción de ser uno de los mejores grupos de la escena española. Su más reciente disco, Heavy City Blues, Javier se vuelve adentrar en el paisaje urbanita del blues y remata una carrera prolífica y estelar. 

Se presenta en el Festival de la Alpujarra con una invitada de lujo: Dani Wilde que, desde que grabara su primer disco Heal my blues (2008), no ha dejado de registrar excelentes trabajos y tocar por los mejores escenarios del mundo. La crítica más exigente la define como una de las mejores intérpretes femeninas del blues actual.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres