Blogia
Motril@Digital

Ayuntamiento y comerciantes de Salobreña se reúnen para dar solución a las inundaciones

Ayuntamiento y comerciantes de Salobreña se reúnen para dar solución a las inundaciones

El Ayuntamiento informaba ayer a los comerciantes de las reiteradas peticiones de ayuda a las administraciones competentes y a las comunidades de regantes  para que busquen alternativas que eviten las inundaciones que se producen a la entrada y en todo el sector Este del pueblo.

El Gobierno de Salobreña se reunió ayer con la Junta directiva de la asociación de comerciantes de la Villa (ACESA)  con la intención de abordar el tema de los problemas que provocaron las últimas lluvias en el Municipio  y trasladarle todas las acciones y medidas que se están tomado desde el Ayuntamiento. 

El alcalde de la Villa, Gonzalo Fernández Pulido, que estuvo acompañado por otros miembros del equipo de gobierno,  quiso dejar claro que no es un problema de previsión por parte del Ayuntamiento y que además las infraestructuras municipales son suficientes para la evacuación de aguas procedentes de las lluvias en condiciones normales. El problema viene, explicaba el regidor,  porque al agua de la lluvia  se suman las que vienen de las ramblas que transcurren por encima del Polígono Industrial, las de Dominguito y el Arca, incluso la de la Campana y que bajan todas por el mismo cauce, yendo a desembocar a la entrada principal del pueblo, vertiendo millones de litros.

Y es que, según consta los informes municipales remitidos tanto a la Junta de Andalucía como a la Comunidad de Regantes, las ramblas incrementan su caudal por la apertura de las tornas del canal de antiguos riegos de la cota 50 y cota 100,  lo que unido al agua de lluvia y a los derrames de las fincas provoca que la entrada del pueblo se convierta en un punto realmente peligroso ya que además en él confluyen varios centros escolares.

Un riesgo que también preocupa los comerciantes, quienes agradecen la información transmitida por el Consistorio, coincidiendo con el mismo en el peligro que supone para los vecinos, y no solo para los negocios, no poner solución a este problema de forma urgente, tal como explicaba su presidente José Casas.

Fernández Pulido indicaba que ya se han enviado varios escritos exigiendo soluciones tanto a la Junta de Andalucía, que es la que tienen las competencias en materia de agua, como a la comunidades de regantes para que cesen en estas prácticas, sin haber obtenido respuesta hasta el momento.

La solución explicaba Pulido, pasa porque tanto unos como otros cumplan con sus responsabilidades. Los regantes podrían organizar un reparto de agua, cerrando las compuertas desde la presa en el punto de reparto, tanto de Cota 50 como de la 100, mientras que Junta de Andalucía a través de la Agencia andaluza del Agua y el comisariado de Aguas, deberían  llevar a cabo un proyecto para el desvío de las aguas de las escorrentías hacia la Rambla de Molvízar. Una infraestructura que no resultaría muy costosa, alrededor de 170.000 euros, pero que aliviaría de forma importante el caudal que se vierte a la cota 50 desde la acequia denominada “El rápido” si se conectara desde el entronque de éste con la cota 50 a la propia rambla.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres