Blogia
Motril@Digital

Denuncia al cónsul de Casablanca y a un juez de Motril porque le "impide" casarse con una ciudadana marroquí

Un hombre de 67 años, Adolfo Galán Gordillo, denunció el pasado miércoles al cónsul de Casablanca y a un juez de Motril (Granada) que le "impiden" casarse "por poderes" con una ciudadana marroquí, con el argumento de que el enlace matrimonial "obedece a fines fraudulentos, económicos y migratorios irregulares", según el auto emitido por el juez denunciado y al que tuvo acceso Europa Press.

En el documento se señala que para la celebración del enlace "es necesario un certificado de capacidad matrimonial" emitido negativamente por el cónsul de Casablanca, según el afectado, Adolfo Galán, que calificó de "insostenible" esta circunstancia ya que conoce a la mujer con la que quiere casarse "desde hace tres años".

El auto, expedido en Motril el pasado 4 de junio, indica que el Ministerio Fiscal emitió un informe "desfavorable" puesto que la audiencia practicada a ambos interesados -obligatoria para dar luz verde al matrimonio- "hizo sospechar que el matrimonio proyectado no obedece a los fines propios de esta institución".

Según el escrito, "los interesados no poseen un idioma común, lo que impediría la convivencia matrimonial" y se constata "un déficit de conocimiento previo personal de los contrayentes que sólo se han visto diez veces", circunstancia que Galán niega rotundamente.

Por estos motivos, Galán se decidió a denunciar tanto al cónsul, como al juez y el fiscal implicados porque "el expediente le ha sido denegado en base a unos hechos totalmente falsos", según la denuncia presentada en el Juzgado de Primera Instancia número 5 de Motril y remitida por Galán a Europa Press.

Adolfo Galán consideró "que se han vulnerado sus derechos fundamentales y conculcado los principios de la declaración universal de los derechos humanos" y tachó de "injurias" el que se considere "fraudulento" el matrimonio que quiere consumar "con la mujer que ama".

Estabilidad familiar

El afectado aseguró además que ha intentado ponerse en contacto con el juez que ha dictado la resolución pero que le ha sido "totalmente imposible" con lo que está "desesperado" puesto que el tiempo "marcha en mi contra por mi edad y porque tengo un hijo al que quiero ofrecerle una estabilidad familiar".

En este sentido, Galán aseguró a Europa Press que la "única solución posible" a este conflicto sería "renunciar" a su nacionalidad y casarse en Marruecos.

Afirmó asimismo que tiene "testigos" de que la relación con la ciudadana marroquí, "con quien de ninguna manera podrá casarse ni en Marruecos ni en España sin el certificado de capacidad matrimonial", es "real" y "duradera".

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres