Blogia
Motril@Digital

Uno de los atracadores de Motril ya había matado a un policía suizo

Uno de los atracadores de Motril ya había matado a un policía suizo

Los dos presuntos atracadores de una sucursal de CajaGranada en Motril (Granada) tienen amplios historiales delictivos, uno de ellos incluso por un delito de sangre al matar a un policía tras huir de una cárcel suiza en 1984, fecha desde la cual se encontraba en paradero desconocido.

Se trata de Jerónimo Arnay Avilés, madrileño de 65 años que hoy ingresó en el centro penitenciario de Albolote (Granada) tras abandonar el hospital en el que se recuperaba de la herida de bala sufrida durante el atraco perpetrado el lunes pasado en Motril junto a José Manuel Espada Prieto, en prisión desde ayer.

Ambos están acusados de la presunta comisión de robo con violencia e intimidación, detención ilegal, tenencia ilícita de armas, tentativa de homicidio y atentado y daños.

Jerónimo Arnay Avilés estaba en paradero desconocido desde que en 1984 huyó, en compañía de Manuel Canello Ramos, de la cárcel de Bochuz, en el cantón suizo de Vaud, donde cumplía condena por tráfico ilícito de drogas e intento de homicidio, entre otros delitos graves, informaron a Efe fuentes policiales.

En la huida, en la que utilizaron como rehenes a un funcionario de prisiones y a un proveedor de la cárcel, mató un policía suizo.

Jerónimo Arnay fue uno de las siete personas que resultaron heridas de bala en el atraco a la sucursal bancaria de Motril, cuatro de los cuales eran agentes del Cuerpo Nacional de Policía.

Por su parte, José Manuel Espada Prieto, que después del atraco mantuvo secuestrada a punta de pistola a una familia en su vivienda durante dos horas mientras buscada la forma de escabullirse de la policía, acumula múltiples detenciones y condenas, la mayoría por asalto a entidades bancarias.

En 2004 pidió el indulto alegando que llevaba recluido 25 años en distintos centros penitenciarios españoles y en 1989 protagonizó, junto a otros reclusos, un intento de fuga cuando se encontraba en el Hospital Psiquiátrico de Carabanchel, operación en la que resultó herido un funcionario de prisiones.

Espada, de 55 años y dos hijos, cumplía condena desde 1977 por múltiples delitos que suman más de 81 años de cárcel y cuando atracó la entidad bancaria de Motril estaba en búsqueda y captura ya que no regresó a la cárcel madrileña de Alcalá Meco tras disfrutar de un permiso de cinco días.

Tanto a Espada como a Arnay se les atribuye además la autoría de al menos otros cuatro robos, uno en el Hotel Playamar de Almuñécar (Granada) y los tres restantes a sucursales bancarias: una al BBVA en Madrid -el pasado 4 de mayo-, de donde se llevaron 13.300 euros, otra el día 25 de ese mes en una sucursal de Cajamar en Almería y la tercera tres días después en una oficina de Unicaja en El Ejido (Almería), de donde se apoderaron de 27.600 euros.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres