Blogia
Motril@Digital

Juicio por la muerte de la asturiana Beatríz Ordoñez cuyo cuerpo fue hallado en Vélez de Benaudalla

Juicio por la muerte de la asturiana Beatríz Ordoñez cuyo cuerpo fue hallado en Vélez de Benaudalla

El juicio por la muerte de la asturiana Beatriz Ordóñez, cuyo cuerpo sin vida fue hallado en una acequia de Vélez de Benaudalla en 2006, empieza con la primera de las tres sesiones fijadas contra el único acusado del crimen, un hombre de 47 años que mantenía una relación con la víctima.

El acusado, José Miguel H.G., se enfrenta a una petición de pena de la Fiscalía de 30 años de cárcel por asesinato y agresión sexual, mientras que la acusación particular solicita para él 35 años de cárcel por los mismos delitos y la defensa, su libre absolución.

El juicio, estaba inicialmente previsto para el pasado mes de abril, si bien la renuncia del abogado del acusado obligó a su aplazamiento.

Según el auto de procesamiento dictado en su momento por el Juzgado de Instrucción 2 de Santa Fe, el procesado y Beatriz, que mantenían una relación sentimental desde hacía dos años, acudieron la tarde del 10 de octubre de 2006 en un coche a un gran viaducto conocido como Partidor de Cañizares, situado en Motril.

Mediante una gran pendiente accedieron al último tramo de subida, donde se encuentran dos embalses para agua de riego, lugar en el que el imputado “con la intención de satisfacer sus deseos libidinosos” pudo iniciar un forcejeo con la víctima, del que ésta intentó zafarse.

A pesar la resistencia, precisaba el auto, José Miguel H.G. pudo romper la ropa de Beatriz y agredirla sexualmente, tras lo cual, “con la firme intención de acabar con su vida”, la pudo golpear con un objeto, lo que la dejó inerme y sin conciencia.

Entonces la arrastró supuestamente por un camino y la arrojó por encima de una barandilla de seguridad que da a un aliviadero de agua, precipitándose la víctima por una cascada de unos 50 metros que finaliza en una poza y que da a un canal de riego donde fue encontrado dos días más tarde su cadáver.

La defensa sostiene por su parte que Beatriz, una asturiana de unos 40 años que estaba afincada en Híjar -un anejo de Las Gabias-, se suicidó tirándose al canal de riego donde apareció su cadáver y que el procesado trató de evitarlo.

El acusado será juzgado por un tribunal profesional y no por un jurado popular, como solicitó en su día la defensa y rechazó la Audiencia de Granada.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres