Blogia
Motril@Digital
Chollo del día - Ventilador de techo 39,98 € 104,98 € -62%

“TODO LO QUE NECESITAS SABER SI ERES DUEÑO DE UN PERRO POTENCIALMENTE PELIGROSO Y NO QUIERES TENER PROBLEMAS” Por Rosa María Maldonado Cabello

“TODO LO QUE NECESITAS SABER SI ERES DUEÑO DE UN PERRO POTENCIALMENTE PELIGROSO Y NO QUIERES TENER PROBLEMAS” Por Rosa María Maldonado Cabello

Actualmente existe un gran desconocimiento por parte de muchas personas que poseen perros de los considerados potencialmente peligrosos en su finca o en su casa y, sin saber que están obligados a ello, no tienen la licencia administrativa que les autoriza a poseer dicho animal.  Esto puede acarrearle serios problemas en el caso de que el animal provoque algún tipo de daño o simplemente en el caso de que las autoridades tengan conocimiento de ello.  Las consecuencias legales que esto puede acarrear dependerán de que sea considerada infracción leve, grave o muy grave. 

La normativa de tenencia de animales potencialmente peligrosos, es decir, la ley 50/99, de 23 de diciembre de 1999 y real decreto 287/2002 del 22 de Marzo de 2002 que desarrolla dicha ley, señala la definición de Perros Potencialmente Peligrosos:

1º Los que pertenecen a las siguientes razas y sus cruces: Pit Bull Terrier, Staffodshire Bull Terrier, American Staffordshire Terrier, Rottweiller, Dogo Argentino, Fila Brasileiro, Tosa Inu y Akita Inu. 

2º Todos los perros que NO pertenezcan a las razas anteriormente citadas pero sí cumplan todas o la mayoría de las siguientes características: fuerte musculatura, aspecto poderosos, robusto, configuración atlética, agilidad, vigor y resistencia. Marcado carácter y gran valor. Pelo corto. Perímetro torácico comprendido entre 60 y 80 cm, altura a la cruz entre 50 y 70 cm y peso su peso superior a 20 Kg. Cabeza voluminosa, cuboide, robusta, con cráneo ancho y grande y mejillas musculosas y abombadas. Mandíbulas grandes y fuertes, boca robusta, ancha y profunda. Cuello ancho, musculoso y corto. Pecho macizo, ancho grande, profundo, costillas arqueadas y lomo musculazo y corto. Extremidades anteriores paralelas, rectas y robustas y extremidades posteriores muy musculosas, con patas relativamente largas formando un ángulo moderado. 

3º Todos aquellos animales que hayan protagonizado ataques a animales o personas con anterioridad o que muestren un carácter marcadamente agresivo. Siendo certificada tal condición por un veterinario autorizado por la autoridad competente. 

Los dueños de perros potencialmente peligrosos deberán poseer la LICENCIA ADMINISTRATIVA que lo autoriza a tener este tipo animales que es otorgada por  la autoridad municipal o estatal que corresponda. Los requisitos necesarios para obtenerla son: ser  mayor de edad (acreditar con el D.N.I.), no presentar antecedentes penales (Certificado de penales), acreditación de haber suscrito un seguro de responsabilidad civil por daños a terceros por valor de 120.000 euros y disponer de capacidad física y psicológica para poseer uno de estos animales acreditado mediante certificado de aptitudes psicofísicas.

Todos estos documentos  deberán PRESENTARSE ANTE EL AYUNTAMIENTO correspondiente. 

El “CERTIFICADO DE APTITUD PSICOFÍSICA”  es expedido en los CENTROS DE RECONOCIMIENTO DE CONDUCTORES Y/O POR UN PSICÓLOGO ACREDITADO  para ello y un MÉDICO que expidan los certificados correspondientes. 

Según la ley  50/1999 no podrán ser titulares de animales potencialmente peligrosos las personas que carezcan de las condiciones físicas  precisas (visión, audición, movilidad, facultades perceptivas-motoras, neurológicas…)  y  condiciones psicológicas (inexistencia de trastorno mental o de conducta, no problemas de personalidad...) para proporcionar los cuidados necesarios al animal y garantizar su adecuado manejo, mantenimiento y dominio.  

PROTOCOLO DE EVALUACIÓN REALIZADO POR EL PSICÓLOGO 

1) ENTREVISTA CLÍNICA PARA TENENTES DE ANIMALES POTENCIALMENTE PELIGROSOS QUE INCLUYE:

- Datos personales del sujeto evaluado (nombre, apellidos, edad, domicilio, nivel cultural, profesión, etc.).

- Motivo del reconocimiento.

- Consentimiento informado del sujeto evaluado y declaración de que no ocultará ni falseará información  de interés para la valoración.

-Datos relativos al animal (especie, raza, edad, centro veterinario…).

- Aspectos generales. ¿Cuánto tiempo lleva con usted  el animal?, ¿quién ha criado el animal?, ¿ha tenido antes otros perros o animales?, ¿por qué eligió este tipo de raza… defensa, seguridad o compañía?, ¿conoce la ley de tenencia de animales peligrosos?, ¿dónde vivirá el animal?, ¿con otras personas?, etc.

-Aspectos educativos. ¿Está adiestrado el animal?, ¿qué cosas ha enseñado al animal?, describa el carácter del animal, ¿qué hace usted cuando el animal hace algo que no es correcto?, etc.

- Manejo del animal. ¿Dónde vive el animal?, ¿con qué lo alimenta?, ¿quién se encarga del cuidado del animal?, ¿quién lo saca a pasear o juega con él?, ¿ha causado algún peligro alguna vez y cómo reaccionó usted?, ¿cree que es capaz de poseer el animal sin que causa daños?, ¿asume la total responsabilidad sobre todo aquello que conlleve la posesión de este animal?, si le dijeran que el animal no puede estar con usted ¿cómo procedería?, etc. 

2) Realización de pruebas objetivas  para valorar   “Atención Discriminativa”, “Resistencia a la Fatiga”, “Impulsividad”, “Tendencia a la transgresión de las normas”, etc. 

3) Exploración de la PERSONALIDAD mediante pruebas de personalidad que incidan prioritariamente en factores tales como: Neuroticismo, Paranoia, Agitación y Fuerza del Yo; y complementariamente también Psicastenia e Hipocondría. A continuación los describimos: 

N, Neuroticismo-Estabilidad: La descripción de este factor bipolar viene a decir que puntuaciones elevadas en N son indicativas de labilidad emocional e hiperactividad; las personas que obtienen esas puntuaciones tienden a ser emocionalmente hipersensibles, con dificultades para recuperarse después de una situación emocional. Estos sujetos se quejan frecuentemente de desarreglos somáticos difusos y de poca importancia, tales como jaquecas, trastornos digestivos, insomnio, dolores de espalda, etc., así como manifiestan estados de preocupación, ansiedad y otros sentimientos desagradables. 

Pa, Paranoidismo: La persona que puntúa alto en este factor  destacan en los siguientes rasgos: la agresividad, la suspicacia y la tenacidad, como elementos destacables. En el polo contrario, puntuaciones bajas, control de la agresividad, baja suspicacia y equilibrada tenacidad.

Agitación- Búsqueda de sensaciones”:  Puntuaciones altas en este factor significaría que la persona tiene un estado interior de descontento, disgusto, afligimiento, malhumor, contrariedad, desagrado, enfado, enojo,  con cierta estabilidad negativa  debido a ocurrencias, eventos, choques de estas personas con los diversos contextos sociales.  En el otro extremo, puntuaciones bajas, destacarían personas satisfechas personalmente, no afligidas, de buen humor, con esperanza y agrado.  El factor estaría compuesto de un continuo bipolar: Incidencia del Descontento-Incidencia de la Esperanza. 

Fuerza del Yo: Las personas que puntúan bajo en esta escala son personas con afectación sentimental, la inseguridad, la inestabilidad, la fácil turbación, los trastornos de ansiedad, la tolerancia a la frustración, así como la volubilidad y la activación excesiva de la persona.  Por otro lado, las personas que puntúan alto es Fuerza del Yo suelen ser personas estables emocionalmente, en las cuales destacan la madurez, el sosiego o la tranquilidad, la eficacia ante situaciones de tensión y el sentido del principio de la realidad. 

As, Psicastenia: Esta escala se encuentra en algunas pruebas de personalidad y viene a destacar que sujetos que puntúan alto en ella destacan por ser personas obsesivas y de poco auto-control. Estas conductas obsesivas incluyen contar cosas, tener ideas o palabras sin importancia que pasan por la cabeza y están rondando una y otra vez durante días o preocuparse una y otra vez por cosas sin importancia. También recoge alguna sugerencia de comportamientos fóbicos. 

D1, Hipocondriasis: La persona que puntúa alto en esta escala es depresiva en el sentido de que le preocupa la alteración de las funciones de su cuerpo. De acuerdo con esto, se dan en estas personas muchas quejas que no son específicas y así, por ejemplo, sienten que sus nervios están a punto de estallar, que está peor de salud que los demás, que se siente floj@ y tan cansad@ que apenas puede moverse, o que al oír hablar de una enfermedad empieza a pensar que tiene algo parecido. 

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS… 

  • Una vez concedida la LICENCIA PARA TENER PERROS POTENCIALMENTE PELIGROSOS ésta deberá renovarse cada 5 años.  
  • Deberemos inscribir en el REGISTRO MUNICIPAL DE PERROS  potencialmente peligrosos a nuestro animal y allí nos darán una certificación acreditativa de que el perro está inscrito. Para esto previamente el perro debe tener microchip de identificación y un certificado veterinario demostrando que el animal está en perfecto estado de salud, debiendo anualmente renovar este certificado veterinario. 
  • Deberemos llevar en lugares públicos la copia de la licencia administrativa y de la inscripción en el registro de perros potencialmente peligrosos. 
  • Será obligatorio el uso del bozal, en lugares públicos. Así como el uso de correa o cadena de menos de 2 metros no extensible y no pudiéndose llevar más de un perro de este tipo por persona. 
  • Los animales potencialmente peligrosos que se encentren en parcelas, chalets, terrazas, patios o similares deberán estar atados a no ser que se posean las pertinentes medidas de seguridad en cuanto a altura, cerramiento y superficie para proteger a las personas, o animales que se acerquen.
  •  Los criadores de estos animales deberán en todo momento disponer de las condiciones necesarias de seguridad  para mantener estos animales. 
  • La sustracción o pérdida de un perro potencialmente peligroso debe notificarse por parte del titular al responsable del registro municipal de perros potencialmente peligrosos en las 48 horas posteriores a que se tenga conocimiento de estos hechos.

(Escrito por  Rosa  Mª  Maldonado Cabello, psicóloga acreditada para valoración de tenencia de animales potencialmente peligrosos. Psicología del Tráfico y de la Seguridad. Centro médico de conductores y cazadores GR-0069 de Motril)

0 comentarios