Blogia
Motril@Digital

TORRAS PAPEL DESPIDE A UN TRABAJADOR CON UNA SENTENCIA PREVIA FAVORABLE A SU READMISIÓN

TORRAS PAPEL DESPIDE A UN TRABAJADOR CON UNA SENTENCIA PREVIA FAVORABLE A SU READMISIÓN

Izquierda Unida ha criticado la política de personal de la Empresa Torras Papel que ha despedido de manera fulminante a un trabajador después de que la justicia  reconociera el derecho de este a reincorporarse en su puesto de trabajo.

El trabajador, que tras permanecer varios años en excedencia voluntaria, solicitó su reincorporación, algo a lo que la empresa se negó, no sin antes aconsejarle que guardase silencio y que esperara tranquilamente hasta que esta considerar cuando era el momento oportuno para su reincorporación. Ante la más que reprobable actitud mantenida por la dirección de la misma, el trabajador acudió a la justicia, que ha reconocido el derecho de este  a reincorporarse a su puesto de trabajo obligando a la empresa a readmitirlo y además a indemnizarle por el tiempo trascurrido desde que solicitó su  reincorporación hasta la fecha de la sentencia.

Tras estos hechos y en menos de una semana desde que se incorporó,  la empresa ha despedido al trabajador, alegando problemas de salud del mismo, a pesar de que la justicia le ha dado la razón en todo momento.

Este despido fulminante se puede traducir como una represaría por parte de la dirección de la  empresa al trabajador, una imposición del poder empresarial, como si estuviéramos en la época feudal, donde los trabajadores no tenían más derechos que los que el señor de las tierras consideraba, si es que consideraba que tenían derecho a alguno. Ha declarado la formación de izquierdas

Una actitud autoritaria que poco tiene que ver con la imagen que desde la dirección de la empresa se intenta  proyectar de la misma. Esto se produce en una empresa donde existe un elevado nivel de productividad y por tanto de beneficios, donde  los despidos al parecer se producen según los caprichos de una dirección partidaria de trabajadores sumisos y poco problemáticos.

Y con “problemáticos” queremos decir que hagan valer sus derechos laborales, algo que para la dirección de la empresa es desproporcionado e ilógico, sino no se podría entender la arbitrariedad con la que se ha actuado en este caso y cuyo origen se encuentra en la solicitud de un trabajador de incorporarse a su puesto, un derecho básico, que para la empresa al parecer  es inadecuado.

Estamos ante una difícil situación económica que lleva a que muchos trabajadores tengamos  que ver como nuestros derechos son vulnerados de manera sistemática, donde nuestros salarios son reducidos porque el sistema se empeña en mostrarnos como los culpables de una crisis que en ningún momento hemos provocado. Algo que está llevando a muchas empresas a aprovecharse de la situación de vulnerabilidad en la que estamos los asalariados.

Pero además, en este caso estamos ante una empresa, cuyos beneficios no han sufrido merma alguna,  por lo que su actitud es aún más inadmisible y bochornosa, ya que su política de personal  mueve según los designios caprichosos y particulares de aquel que tomas las decisiones en esta materia.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres