Blogia
Motril@Digital

Jacky Terrasson, fantasía y lirismo en el Jazz en la Costa

El festival sexitano entra en su recta final con la presencia esta noche del septeto Ninety Miles, la actuación mañana sábado del histórico Kenny Barron,  y la clausura el domingo a cargo de la Granada Big Band con María Romero y Antonio Serrano como invitados 

Si en días atrás hubo música del mundo y refinada canción de autor, el jueves por la noche llegó el jazz, y en su zona más contemporánea, al XXV Festival Jazz en la Costa de Almuñécar.  El responsable fue el pianista francoamericano Jacky Terrasson, un potente músico hiperdotado que utiliza su portentosa técnica para explorar el lado más poético y romántico de su instrumento. 

Nacido en Francia aunque descubierto para el jazz en los Estados Unidos, Terrasson está considerado como uno de los mejores pianistas continentales. Cercano al mundo onírico-musical de Miles Davis, la conjunción entre el virtuosismo del teclista y la convivencia con sus compañeros habituales de trío hacen que sus actuaciones sean un prodigio de compenetración musical de la que se ha escrito que es un diálogo más que un concierto. 

Terrasson, admirablemente apoyado por el trío formado por Burniss Travis y Justin Faulkner, hizo una exhibición de las posibilidades narrativas de su instrumento. Sus largas piezas son en realidad anchos y elásticos paisajes, con valles y montañas, con acantilados y cumbres borrascosas junto plácidas lagunas de agua cristalina; casi películas enteras por su imaginación y capacidad descriptiva. Sus interpretaciones de temas propios o ajenos (Caravan o St Thomas por ejemplo) son frescas y originales, riquísimas armónica y emocionalmente, y con un entusiasta ritmo casi deportivo a veces. Su sentido global del jazz incorpora las músicas populares, chanson y hasta La Marsellesa llegado el caso (que llegó), directa o tangencialmente, con apenas apuntes, guiños, fugas o notas perdidas; armando temas piezas que llevan muchas otras improvisadas dentro: como ejemplo paradigmático pongamos la versión del Smile de Charles Chaplin. 

Sus compañeros fueron excepcionales en sí y entre sí, con un fantástico baterista, Justin Faulkner, tan musculoso y vertiginoso cuando procedía como todo lo contrario si lo pedían piezas como ese Round midnight final. Y en el medio un contrabajista (eléctrico para el calipso de Sonny Rlins), Burniss Travis, con ese raro sentido poético que tanto escasea en ese gremio, y que potenciaba el lirismo de las fases (la más Jarrett) más ingrávidas y románticas de la noche. Un concierto que fue un regalo y que algunos de los presentes estimaron como el mejor en lo que va de Festival. 

Viernes, 20 de julio

NINETY MILES con STEFON HARRIS, NICHOLAS PAYTON y DAVID SÁNCHEZ 

Cuando músicos de diferentes culturas y nacionalidades se reúnen y conversan en un idioma común que trasciende las meras palabras, surgen proyectos hermosos y fascinantes como Ninety Miles, que demuestran el impresionante poder que tiene la música para comunicar y romper fronteras lingüísticas, ideológicas y culturales. 

Vibrafonista e intérprete de marimba, Stefon Harris (Nueva York, 1973) se ha impuesto como uno de los músicos más notables de las jóvenes generaciones que reivindican el sentido de la forma para reavivar la tradición jazzística. Como líder ha grabado hasta la fecha siete discos para el sello Blue Note; en su todavía breve pero fructífera carrera ha conseguido tres premios Grammy y el apoyo incondicional de la crítica. Ha realizado importantes colaboraciones discográficas con otros grandes artistas como Cassandra Wilson, Kenny Barron, Steve Coleman, Jacky Terrasson, Joshua Redman o Diana Krall. 

Compañero de viaje de Dizzy Gillespie, David Sánchez (Puerto Rico, 1960) es uno de los saxofonistas de jazz contemporáneo con más renombre en los Estados Unidos. Kenny Barron, Charlie Haden, Roy Haynes, Elvin Jones o McCoy Tyner forman parte de una lista de brillantes músicos con los que ha participado en diferentes proyectos musicales. Dotado de una sonoridad amplia y de un fraseo fluido, su sonido tiene el eco de los grandes clásicos del saxo como John Coltrane o Dexter Gordon. David Sánchez es un saxofonista fogoso y profundo, cuyo origen cultural y cuyo intelectual estilo marcan refrescantes diferencias. 

Músico genial, compositor, productor, escritor y a veces agitador social, Nicholas Payton (Nueva Orleans, 1973) está dotado de un extraordinario talento para el jazz. Es un trompetista de técnica brillante que cuenta con un innato sentido del blues, lo que le permite forjar un original universo expresivo. Autor de una alabada discografía como líder, ha actuado y grabado con músicos de muy diversos géneros musicales, y cuenta con más de ciento cincuenta grabaciones como compositor, arreglista o invitado especial. También ha participado como actor y músico en la película Kansas City de Robert Altman. Bitches! (2011) es su último y premiado álbum. 

Grabado íntegramente en La Habana, con la participación de músicos de gran talento, el proyecto Ninety Miles incluye no solo la grabación de un disco, sino también un interesante documental para la BBC que narra el proceso de grabación en Cuba y una gira mundial de conciertos. 

Sábado 21 de julio

KENNY BARRON TRIO 

En la programación del XXV Jazz en la Costa no podía faltar la presencia de uno de los músicos más queridos por los festivales de jazz de Granada, Kenny Barron, tanto por su excepcional personalidad como por ser uno de los mejores pianistas de la historia del jazz. 

La principal virtud de Barron es la sutileza y la elegancia que imprime a la música, propia o ajena, que interpreta con una entonación lírica y un fraseo delicado. Pocos músicos pueden presumir de talento para componer con un desarrollo armónico tan refinado siguiendo fórmulas inexploradas, de estar entre los mejor dotados técnicamente del jazz moderno, y por supuesto, de una trayectoria musical como la suya. Nacido en Filadelfia en 1943, progresó tan rápidamente en sus estudios de piano que ya en el año 1957 trabajaba en la orquesta de Mel Melvin. En 1960, se trasladó a Nueva York para empezar a tocar con James Moody, Lou Donaldson y Roy Haynes. Y un año más tarde entró en la banda de Dizzy Gillespie como uno de los grandes estilistas del bebop. 

Kenny Barron ha sabido adaptarse a cada contexto con gran oficio y ha desplegado además un talento camaleónico capaz de desalentar cualquier intento de caracterización, trabajando especialmente la sonoridad, pero sin abandonar jamás su profundo arraigo en el swing. 

En la década de los setenta, compartió conciertos con Milt Jackson, Jimmy Heath, Stan Getz y Ron Carter, además de participar en memorables grabaciones discográficas. En 1981, fundó el grupo Sphere en homenaje a Thelonious Monk, una reputada formación con discos como Bird Songs o Four for All. Con Getz, Victor Lewis y Rufus Reid –uno de los mejores grupos de la historia del jazz– grabó discos tan celebrados como Anniversay o Serenity. 

Kenny Barron, profesor de música de la Universidad de Rutgers desde el año 1972, es para los amantes del jazz uno de los compositores e intérpretes más importantes de la música contemporánea. Ha dejado su impronta en numerosas grabaciones como colaborador de lujo y en discos soberbios como su último trabajo junto a Stan Getz, People Time (1991), la joya Night and The City (1998) a dúo con Charlie Haden, Wanton Spirit (1994), el exquisito The Traveler (2008) y A night in Granada (2006), grabación en directo de piano solo en el Festival de Granada. 

La calidad, la frescura y el buen ambiente entre las personalidades que integran este vitalista proyecto de jazz fusión es un excelente broche para la programación de la vigésimoquinta edición de Jazz en la Costa.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres