Blogia
Motril@Digital

Crespo recuerda que el Gobierno encontró la A7 “sumida en el caos administrativo”

Crespo recuerda que el Gobierno encontró la A7 “sumida en el caos administrativo”

La delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, ha reiterado hoy la decidida apuesta del Ministerio de Fomento por  finalizar todos los tramos que comprenden el trazado de la autovía A-7, que ha calificado como “un eje prioritario para la vertebración de Andalucía” y ha insistido en que “este Gobierno culminará la Autovía del Mediterráneo A-7 durante la presente legislatura”.

Crespo ha recordado que “el Gobierno encontró en esta infraestructura una deuda de 146 millones de euros en materia de expropiaciones y “en sólo 18 meses hemos tenido que hacer frente a estos pagos, ya abonados en el 80 por ciento, resolviendo el caos administrativo y asignando las correspondientes partidas presupuestarias para ella”.

Las obras avanzan

En este sentido, Crespo ha destacado “el importante esfuerzo económico que está realizando el ministerio de Fomento para finalizar la A-7, con importantes avances en las obras desde el comienzo de la actual legislatura”.

Así, según ha explicado, el tramo Taramay-Lobres se encuentra al 57 por ciento de ejecución, mientras que en noviembre de 2011 estaba a sólo el 23 por ciento.

Algo parecido ocurre con los restantes tramos: el de La Gorgoracha-El Puntalón, se encuentra al 38% (no estaba contratado en noviembre de 2011 y, además, ha habido que hacer un modificado del proyecto); El Puntalón-Carchuna está al 76%  (estaba al 50% en noviembre de 2011); el complementario El Puntalón-Carchuna está al 21% (no estaba contratado) y el Polopos-Albuñol está al 73% (estaba al 55%) 

Respecto al tramo Lobres – Guadalfeo, que estaba prácticamente finalizado, la delegada recuerda que debe ponerse en servicio conjuntamente con el tramo Taramay – Lobres, en el que se continúa trabajando. Además, en agosto se han adjudicado las obras complementarias del tramo Lobres – Guadalfeo por importe de 2,09 millones de euros.

Finalmente, en lo que se refiere al tramo Carchuna – Castell de Ferro, era necesaria la tramitación un modificado del proyecto,  aprobado técnicamente en abril y sometido a levantamiento de actas previas a la ocupación de terrenos a expropiar en junio, por lo que se lanzará la obra “a la mayor brevedad posible.”

Crespo ha pedido a la oposición que deje de hacer política con las infraestructuras “porque la realidad es que este Gobierno, en un contexto económico complicado, ha venido a poner orden, pagar deudas, fijar prioridades y finalizar proyectos, buscando alternativas y soluciones eficaces para los diferentes problemas planteados”.

Así, ha destacado que “cuatro de los tramos actualmente en obras se contrataron mediante el método alemán, es decir, se pagarán una vez terminados los trabajos, por lo que el  Ministerio de Fomento tendrá que abonar hacer frente en 2014 y 2015 al pago íntegro de estas cuatro obras, por importe de unos 500 millones de euros”.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres