Blogia
Motril@Digital

La maestra de Motril agredida por su marido abandona la UCI

La maestra de Motril agredida por su marido abandona la UCI

EFE.- El hombre detenido en Motril el pasado 20 de mayo por presuntamente agredir con un martillo a su mujer, que permanece hospitalizada, ha reconstruido hoy, durante cerca de cinco horas, los hechos ocurridos.

Se trata de una prueba pericial que se ha practicado a petición del Juzgado de Instrucción 5 de Motril, encargado de la investigación, y que ha sido grabada en su totalidad en vídeo.

El presunto agresor, F.J.E.P., de 50 años y de profesión abogado, ha estado acompañado en todo momento por la comitiva judicial así como por efectivos del grupo de la Policía Judicial y de la brigada científica, que siguieron la versión de los hechos dada por el acusado.

El acusado ha cambiado parcialmente la versión de la reconstrucción que realizó en primera instancia, según han informado a Efe fuentes judiciales, que han apuntado que en muchos casos dijo no acordarse de lo ocurrido.

Durante las cerca de cinco horas que ha durado la reconstrucción, la Policía Nacional ha realizado en su presencia diferentes pruebas científicas, ha tomado huellas del lugar y muestras de sangre que había en varias habitaciones y ha registrado detalladamente la vivienda.

El presunto autor llegó a las 9.00 horas en un coche policial a la vivienda en la que supuestamente ocurrieron los hechos, donde permaneció hasta cerca de las 15.00 horas, cuando salió con a cara tapada y escoltado por la Policía ante la afluencia de vecinos y curiosos que aguardaban su salida y que le increparon a los gritos "asesino, asesino".

La mujer agredida, de 60 años, Araceli Morales Barros, evoluciona de forma favorable del traumatismo craneoencefálico que sufre y anoche abandonó la Unidad de Cuidados intensivos (UCI) del hospital de Traumatologia de Granada para pasar a planta, según han informado a Efe fuentes sanitarias.

La víctima vivía con su marido en una vivienda de la calle Antillas donde ocurrieron los hechos, aunque estaban en trámites de separación y tenían previsto acudir al juicio por el divorcio al día siguiente de la agresión. El presunto agresor permanece en prisión provisional, comunicada y sin fianza por orden judicial desde que ocurrieron los hechos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres