Blogia
Motril@Digital

Piden hasta 13 años de cárcel para los presuntos integrantes de una banda de traficantes de droga

Piden hasta 13 años de cárcel para los presuntos integrantes de una banda de traficantes de droga

La Fiscalía de Granada ha solicitado penas de hasta 13 años de prisión para los presuntos integrantes de una banda dedicada al tráfico de drogas, entre los que se encuentran tres guardias civiles y un policía nacional jubilado, que se dedicaban al desembarco de alijos de droga, y que fueron detenidos tras el que tuvo lugar en Salobreña (Granada), en mayo de 2012, de un total de 1.500 kilos de hachís.

   Se trata de Saoud R. (alias ’Rachid’), de 38 años, nacionalidad marroquí y con residencia irregular en España; Mounir K., marroquí de 31 años, en situación de residencia irregular en el país; Gavin J.T., británico, de 47 años; Germán A.D.F. --exguardia civil--, español, de 44 años; Amador L.G.F. --sargento comandante de la Guardia Civil--, español, de 54 años; Juan J.M.L. --inspector jubilado de la Policía Nacional--, español, de 67 años; Octavio J.R., de 72 años; Francisco P.R., de 51 años; José María L.M., español, de 31 años; Mohammed A.K, marroquí, de 34 años, en situación irregular en España; y Luis J.D.M., --sargento de la Guardia Civil-- de 49 años, y español.

   Al primero, como líder de la banda, se le atribuye un delito contra la salud pública, otro de organización criminal y otro de falsedad en documento oficial, por los que se enfrenta a 13 años de prisión, y multa de más de siete millones de euros. Para Amador L.G.F., la Fiscalía pide una pena de cuatro años y tres meses de prisión, y multa de siete millones de euros, por un delito contra la salud pública.

   Ese mismo delito y el de organización criminal se le imputa a Germán A.D.F., que hace frente a una condena de ocho años y medio de cárcel y multa de siete millones de euros, y a los inculpados Gavin J.T., Mounir K., José María L.M., Juan J.M.L., para los que el fiscal reclama siete años de prisión y la misma multa.

   A otros dos acusados, Octavio J.R. y Francisco P.R., se le atribuyen dos delitos contra la salud pública y otro de organización criminal, por los que hacen frente a nueve años de prisión y la misma multa millonaria; mientras que para los dos restantes, Mohammed A.K. y Luis J.D.M., la petición de pena es la de un año y tres meses de cárcel por un delito contra la salud pública.

   Según consta en el escrito de acusación provisional del Ministerio Público, al que ha tenido acceso Europa Press, una operación contra un alijo de drogas organizada por la Guardia Civil de Málaga y Granada, en la madrugada del 8 al 9 de mayo de 2012, en la playa de La Cagaílla, en Salobreña (Granada), permitió la detención de los miembros de esta organización criminal, que había planeado el desembarco de un 51 fardos de hachís, casi 1.500 kilos, repartidos en tabletas prensadas.

   Los equipos de Policía Judicial llevaban investigando las operaciones de esta banda, que introducía grandes cantidades de droga entre las costas granadina y malagueña, y que estaba liderada por Saoud R. (alias ’Rachid’). Para llevar a cabo sus actividades ilícitas, se proveía de diferentes vehículos mixtos --furgonetas-- y turismos de alta gama que favorecen, por su capacidad de ocupación y prestaciones, el almacenaje de las sustancias alijadas y la inmediata huida a gran velocidad para eludir la acción de la justicia.

   Además, la banda contrataba con antelación viviendas en régimen de alquiler para los días inmediatamente anteriores y posteriores a la fecha convenida para la acción criminal, desde las que organizar el dispositivo y dar cobijo a los denominados ’farderos’. La misión encomendada a las personas que reclutaban se concretaba en labores de vigilancia en lugares estratégicos de acceso a la costa para alertar de la presencia de vehículos en los que se transportaban hasta los lugares establecidos como ’guarderías’.

   Todos los miembros disponían, según el fiscal, de múltiples terminales de telefonía móvil, que se intercambiaban frecuentemente entre ellos, y participaban de un lenguaje "previamente concertado" para eludir la acción policial, en previsión de posibles interceptaciones telefónicas.

   Además, de acuerdo con la estrategia de la organización, también se vincularon y participaron "de una forma directa" de su actividad criminal, y particularmente en el alijo del 8 y 9 de mayo de 2012, personas que han formado parte de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, como es el caso de Germán A.D.F., guardia civil expulsado, y Juan J.M.L., inspector jubilado de la Policía Nacional.

   En particular, para el desembarco en Salobreña, en la playa de La Cagaílla, para el entramado organizativo, Germán A.D.F. contactó con el sargento comandante del puesto de la Guardia Civil de Vélez de Benaudalla, el también acusado Amador L.G.F., que estaba al tanto de la operación, para la que además prestó su colaboración en la fase preparatoria el sargento de la Guardia Civil y también procesado Luis J.D.M.

   Por otro lado, sobre esta operación, los investigadores tuvieron conocimiento por las intervenciones telefónicas autorizadas judicialmente, que el 14 de julio, sobre las 18,00 horas, el líder de la banda, ’Rachid’, convocó una reunión que tuvo lugar en la estación BP en el cruce de la autovía de Málaga con la localidad de Cártama, a la que asistieron dos acusados más, en la que habrían tratado aspectos relativos a su actividad criminal y a la preparación de nuevos alijos.

   El juicio por estos hechos tendrá lugar a partir de este lunes 30 de junio y hasta el próximo 4 de julio en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Granada.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres