Blogia
Motril@Digital

Curso de verano UNED Motril: Granada sueña con el Flamenco

Curso de verano UNED Motril: Granada sueña con el Flamenco

Dos rutas del flamenco en la capital granadina cierran el último de los cursos de verano del centro asociado de la Uned de Motril. 

 No podía plantearse mejor conclusión para un curso que se proyecta mucho más allá de su intención académica. Ya lo indicaba el director del centro asociado de la Uned de Motril, José Antonio Ruiz Caballero, al inicio del curso “El Flamenco. Un arte singular, patrimonio inmaterial de la humanidad”. Esta era una convocatoria distinta, abierta al conocimiento y a las emociones, en la que se produciría un acercamiento a esta manifestación artística universal, “desde varios puntos de vista, lo que ofrecerá una visión enriquecedora y auténtica”, decía Ruiz Caballero. 

Y, respondiendo a esta inquietud, la última jornada del también último curso de verano de este año venía cargada de magia y sorpresa. Dos rutas realizadas en la capital granadina pusieron un más que brillante colofón a tres jornadas que han sabido a poco, que han aportado algo más que conocimiento y que han dejado al alumnado con una extraordinaria sensación.

Precisamente, sensaciones y muchas desde primerísima hora de ayer miércoles con la celebración de la Ruta del Flamenco en Granada, inspirada en el Concurso de Cante Jondo de 1922 en esa ciudad.

Recordaba el maestro Víctor Vázquez Sánchez, durante su intervención el día de antes en la Casa de la Palma de Motril, que este histórico concurso fue organizado por el Centro Artístico y patrocinado por el Ayuntamiento de Granada, celebrándose en la plaza de los Aljibes de la Alhambra. Fue, sin lugar a dudas, un atrevido intento de conectar el arte de Andalucía con el arte universal, y para incentivar la participación se se repartieron 8.500 pesetas de la época en premios; con el atractivo además de que la conferencia inaugural la ofreció el poeta Federico García Lorca.

El acontecimiento, revivido ayer miércoles por los participantes en el curso de la Uned de Motril, congregó a “una deslumbrante constelación de figuras de la cultura, la sociedad y la política de la época”, decía Vázquez Sánchez. En efecto, el plantel de nombres evoca la importancia del evento: Manuel de Falla, Turina, Andrés Segovia, Angel Barrios, Juan Ramón Jiménez, Antonio y Manuel Machado, Gallego Burín, Giner de los Ríos.... 

“El Tenazas”

El jurado del concurso de 1922 estuvo compuesto por Manuel Torre, Pastora Pavón y presidido por Antonio Chacón, siendo Ramón Montoya el guitarrista oficial y el presentador Ramón Gómez de la Serna. El primer premio de cante lo obtendría Diego Bermúdez “El Tenazas” (con 70 años, medio ciego y con un pulmón dañado, dándose la circunstancia de que tardó tres días andando en llegar desde la localidad de Puente Genil). El segundo premio sería para un chaval de 13 años apodado “El Caracol”, Manolo Caracol.

Un auténtico delirio para los sentidos que ayer tuvo algo más que un recordatorio emocional, completado con la segunda ruta del Flamenco en Granada, iniciada ya a media mañana: “El camino del Sacromonte. Las zambras”. Todo ello a través de dos enclaves mágicos que atrajeron a viajeros románticos siglo XIX: La Alhambra y el Sacromonte... “El legendario y mítico camino del Sacromonte”, como diría Víctor Vázquez, a través de la Zambra.

Hay que destacar la intervención increíble del profesor Francisco Cabrero Palomares, autor del libro “Granada en clave de Flamenco” y su extraordinaria percepción del mundo que rodea esta manifestación universal, reflejada en Granada y de Carlos Jiménez Linares, profesor de la universidad granadina y vocal artístico de la Peña “La Platería”, donde se celebró la clausura y donde los participantes en este ya histórico curso disfrutaron de un momento entrañable y muy especial.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres