Blogia
Motril@Digital

El POTA sigue lastrando el crecimiento de Motril a pesar de que la Junta tendría que haberlo revisado en marzo

El POTA sigue lastrando el crecimiento de Motril a pesar de que la Junta tendría que haberlo revisado en marzo
El Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA), aprobado por la Junta en marzo de 2006 tenía una vigencia de ocho años. La imposición de esta normativa que controlaba el crecimiento desmesurado de los municipios bloqueó la aplicación del PGOU motrileño, aprobado en 2003 y que fue el primero de Andalucía adaptado a la LOUA (Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía). 

El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Motril, José Luis Chica, ha analizado la incidencia que ha tenido la imposición del Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA) en la evolución de nuestra ciudad. A pesar de que tenía una vigencia de ocho años, la Junta aún no se ha pronunciado sobre la revisión del documento que tenía que haberse actualizado en marzo de este año. 

Chica ha manifestado que cuando se redactó el Plan General de Ordenación Urbana de nuestro municipio, aprobado en diciembre de 2003, el documento pretendía corregir los desequilibrios que tenía la ciudad en materia de crecimiento urbanístico. Así, se establecía la evolución del término municipal en los siguientes 14 años, con el desarrollo de determinados planes parciales que tenían una serie de cesiones de suelo para equipamientos y espacios públicos así como la creación de sistemas generales. 

Sin embargo, el edil de Urbanismo ha recordado que la aprobación por parte del Gobierno regional del Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA) en marzo de 2006, supuso romper esos equilibrios que reconocía un PGOU que había recibido el visto bueno de la Junta y que además fue el primero de nuestra comunidad adaptado a la ley de planeamiento vigente en aquel momento, la LOUA que ya de por sí restringía el crecimiento de las ciudades. 

El POTA tenía una finalidad concreta, controlar el desarrollo desmesurado de algunos municipios que tenían planeado triplicar su superficie y su población sin tener en cuenta si había recursos naturales suficientes como el abastecimiento de agua o de energía. Chica ha manifestado que “en la época del ‘boom’ de la construcción, esta norma podía tener sentido y en algunos municipios incluso era necesaria pero con la llegada de la crisis el panorama cambió que tendría que haberse devuelto a los ayuntamientos la capacidad de aplicar sus planes de ordenación urbana”. 

El jefe de servicio de Urbanismo, Juan Fernando Pérez ha declarado que Motril se encuentra en la actualidad con planes parciales aprobados en sectores donde los inversotes no los pueden desarrollar mientras que en otros espacios sí hay promotores interesados en ponerlos en marcha como ocurre con el ‘Ecobarrio Tropical’ en el Mot-3 un proyecto que se ha publicado en prestigiosas revistas internacionales de arquitectura y urbanismo pero que está bloqueado por la Junta en aplicación del POTA. 

El Plan de Ordenación del Territorio no solo tenía un apartado de control del crecimiento de las ciudades, no podían superar el crecimiento del 40 % de la superficie y del 30 % de la población, si no que también llevaba aparejados el reconocimiento de una serie de equipamientos y servicios como en el caso de Motril, como ciudad media, era la construcción del Centro de Transportes de Mercancías o las conexiones ferroviarias” ha afirmado Chica. 

Por último, el concejal de Urbanismo ha lamentado la poca sensibilidad que tiene la Junta de Andalucía con los municipios y con los inversores que pretenden desarrollar proyectos y se encuentran con una normativa que ya “tendría que haberse actualizado a la situación económica en la que hay que dar facilidades como está haciendo el Ayuntamiento de Motril en el ámbito de sus competencias”.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres