Blogia
Motril@Digital

La oficina de atención al ciudadano cumple las expectativas transcurrido un mes de su entrada en servicio

La oficina de atención al ciudadano cumple las expectativas transcurrido un mes de su entrada en servicio

El servicio de la Oficina de Atención al Ciudadano (OAC) del Ayuntamiento de Almuñécar cumple un mes desde su puesta en funcionamiento; un plazo de tiempo que ha permitido evaluar tanto el desarrollo del mismo como su adecuación a las necesidades que, cotidianamente, plantea la ciudadanía cuando accede a la casa consistorial para realizar cualquier trámite administrativo o iniciar cualquier otro tipo de procedimiento. 

La implantación de este servicio, que culmina una profunda transformación de la maquinaria municipal, tanto administrativa como física, iniciada en el presente mandato, está siendo altamente satisfactoria para los ciudadanos según ha destacado la propia alcaldesa de Almuñécar, Trinidad Herrera Lorente, quien asegura que “la atención nuestros vecinos, por unos cauces más adecuados y ágiles, era toda una prioridad para este equipo de gobierno y dicho servicio la facilita extraordinariamente ”.

La OAC se rige por un procedimiento protocolarizado, lo que evita al ciudadano desde esperas innecesarias a tener total certeza de cómo y a quién dirigirse directamente para la resolución de sus trámites municipales; una apuesta decidida para acercar mucho más la administración local a los ciudadanos de Almuñécar, como exponente de la capacidad permanente modernización y adaptación de los servicios municipales.

Tras este periodo de funcionamiento, el concejal de Organización Administrativa Antonio Laborda incide en el hecho de que se ha avanzado hacia una administración municipal "más comunicativa, coordinada y organizativa, algo que demandaba la ciudadanía y a lo que se ha dado una respuesta eficaz”. 

Es más, la Oficina de Atención al Ciudadano viene a ser la punta de lanza del profundo proceso de reforma y remodelación que se culminó en las dependencias de la propia casa consistorial; un cambio profundo que tenía unas directrices claras: ofrecer un servicio mucho más ágil, directo y cercano al ciudadano; mejorar las condiciones de trabajo de los miembros de la plantilla municipal que desarrollan sus funciones en las distintas dependencias; adaptar la totalidad del edificio a la normativa actual en materia de seguridad a todos los niveles, facilitar cualquier gestión o tramitación que hayan de realizar los vecinos del municipio y, por último, adaptar la propia imagen física del inmueble a la que necesariamente deben transmitir las instalaciones municipales de una ciudad de la entidad de Almuñécar. 

El resultado final, en palabras de la alcaldesa Trinidad Herrera Lorente, es “un ayuntamiento a la altura de sus ciudadanos y creo que es un motivo de orgullo para todos los vecinos de este municipio”. 

Según la primera edil, la situación anterior -tanto administrativa como físicamente- se había convertido en un auténtico freno a la propia maquinaria operativa del ayuntamiento; excesivamente atomizado en cuanto a dependencias y demasiado confuso de cara a la diaria atención a los ciudadanos. 

De la misma forma, se detectaban importantes carencias en cuanto a la implantación de nuevas tecnologías; así como elementos de seguridad cuya obligatoriedad impone la normativa relativa a seguridad e higiene en el trabajo. Herrera es clara al respecto: “creo que se ha dignificado notablemente el entorno laboral de nuestros trabajadores, ampliando y mejorando todas las oficinas, algo que era absolutamente necesario”. 

De hecho, toda la actuación ha supuesto la supresión de las pequeñas e innecesarias estancias, carentes de luz natural y ventilación suficiente, habilitándose amplias salas diáfanas compartidas que contribuyen a mejorar tanto las condiciones de trabajo, agilizando la coordinación interna y redundando todo ello en un mayor servicio al ciudadano. 

Transparencia 

Durante todo el proceso de reforma, todas las áreas implicadas han conseguido mantener sus servicios al 100%, sin que se haya producido ninguna interrupción al respecto; al tiempo que se ha contado con la extraordinaria colaboración de la propia plantilla del Ayuntamiento, que a pesar de las molestias lógicas de toda obra de reforma ha estado totalmente operativa en todo momento. 

Pero a pesar de que se ha realizado una importante actuación en el edificio, el coste económico de los trabajos ha sido considerablemente bajo; al haberse racionalizado al máximo todos los recursos; interviniendo personal municipal y contratando los servicios y dotaciones a empresas del propio municipio, lo que contribuye a incentivar la actividad económica en Almuñécar y La Herradura, al apoyar al empresariado local a la hora de acometer obras o requerir dotaciones de infraestructuras y mobiliarios que pueden ser realizadas o suministrados por empresas ubicadas en el propio término municipal. 

En total, se han invertido 220.000 euros, lo que supone todo un récord a la baja en relación a una intervención de este calado. De hecho, el responsable municipal de Economía y Hacienda, Antonio Laborda, destaca que “no hemos actuado por capricho, sino por una clara voluntad de mejorar y avanzar en la relación de los vecinos de Almuñécar con su ayuntamiento”. 

Laborda pone de relieve, además, que todo este proceso está presidido por una decidida apuesta por la “transparencia en la gestión”, algo que se pondrá aún más de manifiesto con el desarrollo de la segunda fase de la Oficina de Atención al Ciudadano, el próximo mes de enero, cuando se ponga en marcha  la sede electrónica o sistema informático.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres