Blogia
Motril@Digital
Prueba Amazon Prime 30 días gratis

LA COSTA DE GRANADA. SOBRE LA MORAGA DE SARDINAS Por Carlos Maribona (ABC)

LA COSTA DE GRANADA. SOBRE LA MORAGA DE SARDINAS Por  Carlos Maribona (ABC) No es la marinera la mejor cocina granadina, más centrada en los productos de la vega y del interior. Aún así, la costa proporciona productos notables como las gambas, quisquillas y cigalas de Motril, además de salmonetes y otros pescados de roca. El plato marinero más célebre es la moraga, guiso veraniego, sencillo y aromático, de influencia árabe, que se basa en la calidad de las sardinas de Motril. Se colocan en una cazuela de barro aliñadas con sal, aceite, vino blanco, zumo de limón y picadillo de ajos y perejil, y se ponen al fuego. No hay que confundirlo, como ocurre a veces, con la espetada, otra forma de preparar las sardinas típica de esta costa y de la vecina malagueña en la que el pescado se ensarta en un espeto y se pone directamente al fuego.

Por desgracia, en Granada los mejores restaurantes no están frente al mar. Aún así, podemos apuntar algunas sugerencias. Encontrarán las mejores gambas, cigalas y quisquillas de Motril en Paquillo, en el puerto, siempre abarrotado y con su oferta de los más frescos productos de las aguas granadinas. Su defecto es la tendencia a pasarse en los puntos de cocción. Muy cerca, junto al faro de El Varadero, está La Piscina, otro especialista en pescados y mariscos frescos que se eligen en su tentador expositor. Los espetones de sardinas en fuego de leña pueden probarlos en La Bahía, un informal restaurante en un extremo de la playa de Salobreña. Y para terminar, un cambio de tercio. Jacquy es el restaurante de un ex futbolista belga, que se asoma al mar en una de las playas de Almuñécar, la de Cotobro. Hace buena cocina marinera, con un toque refinado y afrancesado que la distingue del resto de la oferta de este litoral.

0 comentarios