Blogia
Motril@Digital
Chollo del día - Ventilador de techo 39,98 € 104,98 € -62%

Investigan la muerte de dos bebés en una comuna hippie

Un pequeño murió en Órgiva al arder la camioneta en la que se alojaba su familia y otro falleció por un choque séptico.

La Junta de Andalucía ha decidido la apertura de un expediente informativo para aclarar las circunstancias de la muerte el pasado fin de semana, con tan sólo unas pocas horas de diferencia, de dos bebes en un asentamiento hippie ubicado en el término municipal de Órgiva.

Uno de los pequeños, una niña de 18 meses, falleció el sábado por la noche al arder la caravana en la que se alojaba, en la que también falleció la madre del niño. Una segunda mujer, que resultó con heridas de gravedad, falleció ayer tarde en el hospital. El domingo por la mañana, un bebe de apenas un mes de vida, fue trasladado cadáver por sus padres al centro de salud de la localidad. la Guardia Civil no apreció signos de violencia.

La delegada de la Junta de Andalucía en Granada, Teresa Jiménez, explicó hoy en rueda de prensa que, una vez analizados los hechos trasladarán toda la información a la fiscalía. "La Delegación Provincial para la Igualdad y Bienestar Social tiene ya contacto con los servicios sociales comunitarios, y lo establecerá con el Ayuntamiento de Órgiva en primer lugar para aclarar toda la información que se está produciendo desde ayer, y una vez que se aclare, para trasladar si hubiese alguna cuestión que fuese de interés a la fiscalía", explicó.

Muerte. El Servicio Andaluz de Salud informó de la muerte anteayer tarde en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla de la mujer que resultó herida de gravedad, con quemaduras en el 80 por ciento de su cuerpo, en el incendio ocurrido el sábado por la noche en una furgoneta estacionada en una carretera entre los municipios de Órgiva y Cañar, muy cerca de un asentamiento hippie. En el incendio fallecieron una niña de 18 meses y su madre. La Guardia Civil seguía investigando hoy las causas del siniestro, aunque fuentes de los Bomberos de Motril indicaron que las tres víctimas vivían en la furgoneta y tenían relación con el cercano asentamiento hippie.

Paralelamente, un bebe con poco más de un mes de vida ingresó cadáver el domingo por la mañana en el centro de salud de Órgiva. Lo trasladaron los propios padres, residentes en el mismo asentamiento, envueltos en una manta, sin que los servicios sanitarios pudieran hacer nada por salvarle. Tras serle practicada la autopsia en el Instituto de Medicina Legal de Granada, se concluyó que la muerte del pequeño fue por una infección por choque séptico. Personal del centro de Salud de Órgiva advirtió algunos síntomas de desatención en el cuerpo del pequeño.

0 comentarios