Blogia
Motril@Digital

Capileira reune a expertos en técnica de grabado

El pintoresco pueblo de Capileira, en las Alpujarras granadinas, se ha convertido estos días en lugar de inspiración para artistas de todo el mundo que han participado en un taller de grabado no tóxico dirigido por el artista danés Heinrik Boegh, uno de los pioneros en esta técnica.

En una casona de más de 500 años de antigüedad, la pareja formada por Boegh y Aase Hojer reunieron hasta ayer a artistas, profesores y expertos en la técnica del huecograbado no tóxico, que no es contaminante ni nocivo para la salud.

Boegh, quien introdujo esta novedad en el grabado junto a Keith Howard y Friedhard Keikeben, defiende que es más barata, proporciona igual o mayor calidad que los procedimientos tradicionales utilizados en este arte y cuida el medioambiente y la salud de los artistas.

Elementos tóxicos como disolventes, aceites o ácidos son sustituidos por barnices acrílicos, sosa o detergente, por lo que no se requieren sistemas de ventilación.

Extendido en los países del norte de Europa y en Estados Unidos, en España comenzó a utilizarse tras la publicación del "Manual de grabado no tóxico" de Boegh por la Universidad de Granada.

Heinrik Boegh, nacido en Copenhague en 1950 y miembro de numerosas sociedades y fundaciones artísticas, llegó al mundo del grabado desde la fotografía, plasmando sus inquietudes estéticas y plásticas a través de las planchas de polímero.

Afincado en las Alpujarras granadinas junto con su esposa, ambos han protagonizado otras iniciativas artísticas como la reunión en Capileira del grupo de artistas internacionales PIP (Painting in progress), llegados de Holanda, Islandia, Irlanda, Italia y Dinamarca para buscar, durante un periodo corto de tiempo, la inspiración en la naturaleza y el tipismo de esta zona del sur de España.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres