Blogia
Motril@Digital

COMO LA VIDA MISMA

Cuento de Navidad: …”En busca de la Tierra Prometida” por Bernardo Roa Guzmán

Cuento de Navidad: …”En busca de la Tierra  Prometida” por Bernardo Roa Guzmán

Era la noche de Reyes. En la lejanía se podía escuchar la algarabía de los niños al paso de Sus Majestades y toda su corte. Mientras, en un quirófano de la gran ciudad, estaba comenzando a vivir una nueva criatura, una preciosa niña, tan negra como el azabache.

Unos minutos después, ya en la habitación del hospital, esa madre y esa niña escuchaban el ruido de alegría, de alborozo, cada vez mas cercano… los Reyes Magos se iban acercando… pero los Reyes Magos ya estaban en aquella  sencilla habitación de hospital, estaban arrodillados ante Blessing, la madre y Faith, la pequeña recién nacida; estaban presentes, transfigurados en la hermana Maria que, en ningún momento desde ahora, se apartaría de Blessing y de Faith.

La habitación lucía como un ascua de luz…parecía que la estrella de Oriente se hubiese instalado para dar mas brillo a esa preciosa estampa de auténtica Navidad.

Pero volvamos atrás en el tiempo porque esta historia comenzó varios años antes, cuando Blessing, una joven subsahariana, muy joven, inquieta, inconformista, valiente, comprendiendo que la vida en su país era muy difícil, casi imposible, llena de miseria…, tomó una decisión muy dura, muy dolorosa, muy difícil de decidir: no podía aceptar esa situación en que vive calladamente su gente y sentía que tenía que marchar en busca de futuro, en busca de porvenir, en busca de ayuda para su familia. Le habían hablado de la lejana Europa, “El Dorado” de ahora,  para quienes se lo habían contado…la Tierra Prometida de la que habla la Biblia cuando Moisés guía al pueblo judío tras su salida de Egipto… Ahora la Tierra Prometida se llamaba Europa.


Sin pensárselo demasiado, la intrépida Blessing  comunicaba a su familia la decisión que había tomado y, entre lágrimas y miedos de todos ellos, una  mañana oscura decidió partir, romper con su tierra sin saber si volvería algún dia. Se había unido a un grupo de conocidos de su poblado que habían tomado la misma decisión… les esperaba una larguísima travesía llena de aventuras que ni siquiera podían imaginar… tenían que cruzar el Sahara para llegar a las costas del  norte,  el punto mas cercano a ese nuevo “Dorado” de finales del siglo XX.

La travesía duró dos años y fue muy dura; en ella hubo de todo… ¡imaginaos cuántas cosas pueden pasar en dos años!... muchas caminatas a pie por las arenas del desierto, muchas noches a la intemperie, refugiándose donde podían del frio de la noche y de los terribles vientos. Otras veces conseguían que algún camionero caritativo ( y a veces menos caritativo y sí interesado, a cambio de…), les llevase un buen trecho a lomos de su “camello mecánico”.

Cada vez que cambiaban de país la vida se les complicaban las cosas: nuevas leyes, casi siempre arbitrarias y caprichosas con los inmigrantes, a los que ya estaban acostumbrados a sacarles todo lo que podían a cambio de dejarles en paz… y todo ello entre humillaciones y vejaciones continuas.


La comida a veces, casi siempre, escaseaba, lo mismo que el agua, y tenían que comer lo que primero les caía en las manos y que, por no revolver  estómagos mal acostumbrados, no voy a citar… bebían de charcos insalubres… Alguno enfermó y no pudo seguir la travesía.

Todos pasaron hambre y sed, pero les daba fuerzas la esperanza en el futuro que hasta ahora no habían tenido y que creían les estaba esperando en la cada vez mas cercana Europa.

Es verdad que también encontraron gente que les ayudó, pero no era lo normal. Así, día tras día, semana tras semana, mes tras mes, pasaron dos largos años hasta llegar a las costas del norte, “la antesala de la Tierra Prometida”, del soñado “Dorado”.


Allí las cosas, lejos de mejorar, empeoraron bastante… la policía era mucho mas dura y exigente que la de los otros lugares que habían atravesado; aplicaban la ley a su antojo y bajo el prisma de su interés… “todo a cambio de algo”, pero….¿es que les quedaba algo para dar a cambio aparte de “su propio cuerpo”? pues si,  eso también era moneda de cambio, así es que vuelven las vejaciones, las humillaciones, los malos tratos…

Blessing estaba embarazada, se había quedado a lo largo de la travesía. Las mujeres, si son “desiguales” en nuestro primer mundo, lo son muchísimo mas en el tercer mundo, y estaban a merced de los deseos y caprichos del primer hombre que viese a una indefensa, sin protección, por lo que, para evitar ser humilladas y maltratadas por cualquiera, o por todos, a lo largo de la durísima aventura, tenían que buscarse “un protector” que les librase del resto… y Blessing quedó embarazada poco antes de llegar a su primer destino, la costa norteafricana, desde la que se podía divisar en los días claros ese “futuro” tan ilusionante para ellos.

Del embarazo de Blessing qué os voy a contar… imaginad, las mujeres, lo que es un embarazo en casa, cómodamente, rodeadas de afecto y cariño, sin sobresaltos… pues ¡cómo sería ese embarazo en medio de un mundo hostil, amenazante, cruel… ¡Cuántas veces tuvo que huir y esconderse de la policía de aquel dictatorial país y recibir pedradas en desconocidos e improvisados escondites, para no ser vejada!.

Y así, entre incertidumbre, inseguridad, escasez, hambre… fueron pasando los días. Guardaban con celo el poquito dinero con el que salieron de su país para poder pagar “la patera” que les llevaría en el último y tal vez más peligroso tramo de su aventura, la “travesía del Estrecho”.

Por fín llegó el dia y Blessing, con su embarazo ya muy avanzado, de mas de ocho meses, subió en esa patera. El “protector” padre de su hijo no subió, sin que nadie supiese por qué…¿acaso era parte de esa tela de araña que tenía montado el negocio de la nueva esclavitud?


Blessing subió en la patera junto a otras mas de ochenta personas, la mayoría mujeres… lo que les esperaba en el camino no era fácil… la mar, como queriendo mostrar su rebelión por la injusticia, se levantaba brava con olas de varios metros… lo malo es que las consecuencias no las pagaban los responsables de ese “trafico humano” sino las víctimas. Las olas parecía que se iban a tragar la patera, cada vez mas llena de agua, que  mas bien parecía un viejo madero con el que jugaba la mar embravecida…. Pero, poco a poco, se hizo la calma y apareció en medio de la noche una estrella muy brillante que ya les acompañaría hasta las costas de Europa… la estrella no les abandonó hasta el final de su viaje, pero en ese final, como suele pasar, estaba también la policía esperándoles… ya el trato era muy diferente, humano aunque represivo. También había otras personas para ayudarles, para darles ropa y mantas, para darles un plato de comida caliente.

De inmediato fueron confinados para iniciar los trámites de su repatriación aunque, Blessing, al estar en avanzado estado de gestación, fue tratada de forma diferente y trasladada a un hospital, el hospital en que en esa noche de Reyes estaba dando la vida a Faith y el hospital en donde conocería a su paticular Rey Mago, la hermana María, que estaba arrodillada, como los Reyes Magos ante Jesús en el portal, ella ante Blessing y Faith…. ¡qué regalo de Reyes!, ¡la preciosa Faith y la “Tierra de promisión”!… a pesar de eso Blessing estaba triste; tal vez el recuerdo de los malos momentos pasados, tal vez el recuerdo de los compañeros de viaje que ya no estaban a su lado, tal vez el recuerdo de su familia que había dejado muy, muy lejos hace ya tanto tiempo y de la que no había vuelto a saber nada… o tal vez una mezcla de todo; pero Blessing estaba desorientada .

Pero allí estaba su particular “Rey Mago”, la hermana María, que se encargaría de todo, hasta de ayudarle a recuperarse y a volver a sentirse la joven de siempre, ilusionada, apasionada, aventurera, intrépida… ¡y ya en Europa y con una preciosa hija entre sus brazos….  jamás volvería a sentirse sola!.

El sueño de Blessing se había cumplido… ¡ y cuántos sueños como el suyo habían quedado frustrados, muchos de ellos sepultados bajo las aguas del Estrecho!... el cuento podría haber terminado en ese momento, pero no termina aquí…

Blessing y Faith fueron conducidas por la hermana María a otro lugar tranquilo, en el que hoy residen junto a buenas gentes que les respetan y les quieren, integradas en una familia europea que las acogió como si de dos hijas mas se tratase y con las que siguen viviendo pasados los años desde el final de aquella aventura.

Es verdad que Blessing ha comprendido que esta no es la Tierra que le prometieron porque los problemas no faltan, pero también es verdad que Faith es feliz y tiene un gran porvenir, un futuro antes sus ojos. Está formándose y seguro que alcanzará su objetivo soñado, el que en África jamás le hubiese dado…


Pero este cuento el día que Faith termine de recorrer ese camino que le sigue alumbrando la “estrella de los Magos”, esa estrella que se apareció a Blessing, su madre, cruzando el Estrecho y que, seguro, las llevará a la meta de la felicidad soñada, tanto para Faith como para Blessing, que vive por ella y para ella. 

Nota del autor: En estos casos siempre se dice que la narración es producto de la imaginación de su autor y que cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia; pero en este  caso y en estas fechas, el autor prefiere dejar que la mente del lector vuele y ella misma decida si puede o no estar basada en hechos reales porque, además, seguro que en esta “Tierra Prometida” hay muchas “Blessing” y bastantes “Faith” como las del cuento… en busca de su felicidad y guiadas por una o por mil estrellas… todo está en acertar a seguir la verdadera, la de los Magos de Oriente.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

El Otoño poético por Bernardo Roa Guzmán

El Otoño poético por Bernardo Roa Guzmán

“OTOÑO”

Nubes grises de otoño sobre el cielo,

oscuro y triste azul en el mar,

blancura desafiante de gaviota blanca

y entre el rumor de las olas... tu mirar.


Caen las hojas agotadas de los árboles ,

muchas ya han perdido su color,

un halo tenebroso oscurece el paisaje

mas, en medio de todo, ... tu intenso calor.


Tímidamente se tiñe de oro el paisaje;

el verano, aún presente, se resiste a su final

y en ese incansable y repetido duelo de estaciones,

repentinos arrebatos de otoño incipiente... y tu paz.


 

El fuerte rumor, semejando un melancólico llanto, de los  álamos,

lágrimas de lluvia estrellándose tímidamente contra la espesura,

un niño grita asustado por el trueno buscando a su madre

y entre tanta confusión, temor y locura... tu dulzura.

 

Grises arenas de la playa, se tiñen de verde,

olvidados campos baldíos se revisten de amarillo,

¡es el milagro de las primeras lluvias de otoño!,

¿de otoño? …¿o de un verano que aún no se ha ido?

 

Es el otoño que ya llega misterioso;

silencioso ,el verano deja su recuerdo de añoranza;

las calles vuelven a su oscura soledad de antaño

y en una envoltura de melancolía nostálgica... mi esperanza.

Bernardo Roa Guzmán,   “otoño” 


IN MEMORIAN "...Es como un pozo sin fondo, que no se vuelve a llenar"

IN MEMORIAN "...Es como un pozo sin fondo, que no se vuelve a llenar"

Asi, como cantan los Amigos de Gines, es el hueco que dejan tus seres queridos cuando se van, cuando se marchan para siempre... por mayores que sean, nunca es tarde, siempre es demasiado pronto....

Cuando eres pequeño, un niño, piensas que tus padres son inmortales, eternos como la eternidad, perpétuos con la llama que jamás se apaga... pero no, pasan los años y vas creciendo; vas viendo marcharse a amigos, a familiares, a seres queridos, a gente a la que te unen lazos afectivos profundos y comprendes poco a poco que la vida es un instante, pende de un hilo, es fugaz... que llegará un dia en que también ellos se marcharán... y te dejarán sólo ante el mundo, ante ese agresivo mundo del que siempre te han defendido y te han protegido, pero aún lo ves lejano, no ves llegar la hora.... y un dia llega, y sientes el desgarro en tus carnes, sientes que se marcha algo de ti, que rompes una parte de tu vida, que tus ataduras al mundo, sujetas por tus padres, se tambalean... pero aún te queda uno y piensas...¡no estoy solo!, hasta que llega el momento definitivo, la ruptura total que te deja solo ante todo, ante todos, ante la eternidad que ya para ellos es eterna... ese dia se te rompe todo, te transformas y piensas..."se han ido demasiado pronto".

¡Cuántas veces he leido mensajes de conocidos, mensajes de esos "prefabricados" que se suelen poner para "que compartas" y que dicen algo asi como... ¡daría años de mi vida por subir unos minutos a ver a mis padres, a darles un abrazo!... y siempre me vienen los mismos pensamientos a mi mente...¿y por qué no lo has hecho antes, cuando aún podías hacerlo, cuando los tenías a tu lado?... y es que nosotros, los humanos somos asi... no valoramos lo que tenemos hasta que dejamos de tenerlo...¡cuantos malos ratos dimos a nuestros padres cuando los teníamos con nosotros y les hicimos sufrir! ¡Cuántos sufrimientos inútiles les podríamos haber evitado con nuestros caprichos insostenibles!....Por eso, un consejo para los que aún tenéis a vuestros padres, a vuestros seres queridos a vuestro lado: abrazadles ahora, hacedles felices ahora que los tenéis, ahorradles sufrimientos...porque pronto, mañana...o tal vez hoy mismo, dentro de un rato, puede ser demasiado tarde.

Los mios, los de Ángeles, tambien se fueron demasiado pronto: el padre de Angeles, poco despues de los 50,... el mio, poco después de los 60... ¡demasiado pronto!...mamá y la de Angeles, algo despues pero tambien muy pronto... pero hay algo que nos consuela, y es vuestro recuerdo... sabemos que mientras vivamos viviréis en nosotros y hoy, dia de los difuntos, el dia dedicado al recuerdo de los que os fuisteis, he querido hacer esta reflexión en voz alta, sobre todo para todos los que tienen a sus padres aún a su lado y transmitirles un mensaje: queredles, mimadles, cuidadles... mientras podáis.

Un abrazo muy fuerte  en la distancia, en la eternidad... y mi recuerdo mas entrañable a todos mis seres queridos que ya se fueron...¡y ya son tantos!... y esa vela que hoy os he puesto en mi página y que lleva ya muchos años encendida... desde que os fuisteis,en la página de mi vida, ¡jamás se apagará!.

Ah... y no quiero acabar esta reflexión sin un recuerdo tambien especial hoy al último buen amigo que se nos fue de pronto aqui en Carchuna, sin ruido, en silencio, como él era, como él vivia, siempre haciendo el bien, siempre dispuesto a ayudar, siempre con una palabra de ánimo en su boca para los demás...y se nos ha ido hace muy poco tiempo... a nuestro querido amigo Jose Antonio.. quiero que sepas desde el cielo, junto a los ángeles y a todos los santos, que te queremos, que te recordamos...y tambien quiero pedirte un favor...¡intercede por nosotros, por tus Lauras, por Patricia, por todos los que te recordamos, tu que estás ya junto al Altísimo y tienes esa potestad... ¡estoy seguro de que lo estás haciendo ya!, ¡gracias, Jose Antonio!

“AQUELLOS INOLVIDABLES AÑOS” por Bernardo Roa Guzmán

“AQUELLOS INOLVIDABLES AÑOS” por Bernardo Roa Guzmán

Y asi fue realmente;  la realidad superó todas las previsiones, todo lo imaginado, todo lo imaginable…fue un reencuentro mas que emotivo, en el que los sentimientos estaban a flor de piel…en bastantes momentos no pudieron ser contenidas y se escaparon muchas lágrimas emocionadas, sentidas.. ¡vivas!.

Yo creo que todos nos levantamos la mañana del sábado nerviosos e inquietos… pero nada que ver con los nervios preocupantes de nuestros exámenes de hace 48 años… sino unos nervios ansiosos porque llegara la hora marcada para la cita, para el reencuentro con tantos y tantos amigos a los que hacia tanto y tanto tiempo que no veíamos…¡y a tres de nuestros profesores de los que también guardamos un gratísimo recuerdo: don Saturio, que fuera nuestro profesor de Fisiologia y Agricultura, y que con sus 90 años aguantó  estoicamente cuatro horas, las mas importantes, entre nosotros. Doña Maria Luisa Almenzar, nuestra querida profesora de Pedagogía,  y doña Mª Luisa Calvo, nuestra inolvidable y siempre elegante profesora de Música.!


Hubo de todo: se comenzó con los primeros saludos emocionados mientras se repartían las acreditaciones en el Hall del Hotel Vincci Granada… abrazos, besos, lágrimas ante el primer encuentro.

Luego se pasó a la foto de recuerdo en la escalinata del hotel y, a continuación, a la copa de bienvenida donde ya se comenzaron las conversaciones mas pausadas después de la euforia del encuentro. Después, la comida,  antes de la cual se rememoró a los compañeros y compañeras ausentes, a los que la vida se les fue antes de tiempo y que estaban presentes en la mente de todos… fue un momento de los mas emotivos.


Y a continuación, la comida… cada cual se fue acomodando con quien mejor sintonizaba, aunque cualquier compañía era recibida de muy buen grado… yo tuve el privilegio de estar junto a nuestro profesor mas veterano, nuestro querido don Saturio del que tan buenos recuerdos guardo…  aunque no tuve la opción por ello de estar junto a compañeros y compañeras muy queridos … mas intercambio de anécdotas y recuerdos durante la comida.


Y tras la comida, que se alargó hasta después de las 5 de la tarde, ¡y que fue exquisita!, llegó la hora de las palabras de presentación, saludo y recuerdos…  todo perfectamente guiado y preparado por nuestro “siempre delegado” Antonio  Ruiz Esperidón, (ayudado muy de cerca en la organización por nuestra eficaz compañera Visi Gálvez Muñoz),   que dio la palabra a nuestros  profesores, y después a la Comisión organizadora del Encuentro y al resto de compañeros que quisieron tomarla… siempre con palabras llenas de cariño, entrañables, llenas de recuerdos positivos propios, de los demás y hacia los demás… para compartir.


Tras las palabras, la proyección elaborada a tal efecto, de una película preparada con fotografías antiguas aportadas por muchos de los asistentes y buena música de los años 60, acompañándolas y que emocionó aún mas si era posible a muchos al ayudar en los recuerdos plasmados en las imágenes y en nuestra música.

Y a partir de entonces, se acabaron las formalidades dentro de programa y comenzó el baile y…¡todo hay que decirlo! … con participación aplastantemente mayoritaria de las maestras, mientras los maestros charlábamos y charlábamos con los viejos amigos…

Pasadas las 10 de la noche terminaba nuestra Gran Fiesta que, yo creo que a casi todos, nos supo a poco, y en la que aceptamos todos el compromiso de no volver a estar ya distanciados y repetir estos encuentros cada año… de los que nos queden…. Había terminado un dia lleno de emociones, cuajado de recuerdos, regado de lágrimas de felicidad con el encuentro y con la despedida, pero con la esperanza de que solo era un “hasta pronto”. Habían llegado compañeros procedentes de muchos puntos de nuestra geografía expresamente para el Encuentro: Barcelona, Palma de Mallorca, Murcia, Málaga, Almeria… y de toda la geografía granadina.


El acto fue seguido por la prensa granadina, de Granada Hoy, que estuvo a primera hora, hacia las 12 de la mañana , en especial del diario IDEAL a través de su corresponsal el periodista y maestro Antonio Arenas Maestre, al que tenemos mucho que agradecer en la feliz realización de este primer encuentro… el nos acompañó e hizo el seguimiento hasta las 7 de la tarde, y también estuvo allí el corresponsal de MOTRIL@DIGITAL, un servidor, maestro de la promoción 1965-1968, miembro de la Comisión Organizadora y maestro de la Costa Tropical, de donde procedíamos un gran grupo, los que hemos desarrollado nuestra labor de maestros por nuestros pueblos costeros granadinos: …  Una experiencia maravillosa que valdrá la pena repetir y una amistad retomada, reavivada, que cuidaremos con mimo para que siga siempre viva, como el sábado lo estuvo en el Hotel Vincci Granada.


¿Cuándo? ¿Dónde? ¿Quién? por Bernardo Roa Guzmán

¿Cuándo? ¿Dónde? ¿Quién?  por Bernardo Roa Guzmán

Hoy sábdo día 5 de Octubre de 2013, en el Hotel Vincci de Granada, se reunen un nutrido grupo de maestros y maestras que cursaron sus estudios en la Escuela Normal de Granada, entre los años 1965-1968. Hace, nada más y nada menos, que cuarenta y cinco años que terminaron su carrera y cuarenta y ocho desde que la comenzaron. Pero… ¡ojo!, no se preocupen, ni se extrañen ustedes porque no estarán solos, sino que irán acompañados de algunos de sus profesores: Don Saturio Ramírez, Doña Mª Luisa Calvo-Niño y Doña Mª Luisa Almenzar.


En total unas ciento ochenta personas, en su mayoría miembros de dicha promoción, más las parejas acompañantes. Es ya una nota destacable, que casi cincuenta años después aún tengan ganas, ilusión y alegría de volver a reencontrarse, a estar un día juntos y pasarlo muy bien; porque el “programa promete” y también “permitirá permanecer” en el hotel desde las 12:30h del sábado hasta las 8:00h del día siguiente. Si así ocurriese superarían a los jóvenes más “nocturneros y juerguistas” de Granada.


¿Qué harán?

A las 12:30h recibimiento y saludos en el hall del hotel; entrega de credenciales y obsequios; a las 13:30h fotografía en la escalinata de la entrada, a las 13:45h copa de bienvenida, a las 14:30h palabras de agradecimiento y recuerdo-homenaje a los compañeros/as fallecidos/as  y a los que no puedan asistir, a las 14:45h comida, seguida de café, copa y brindis. Después vendrán las intervenciones, la tertulia, el relato de anécdotas, las lecturas, la proyección de imágenes y vídeos,  la sesión de humor, etc. etc. Finalmente se iniciará el baile, los refrescos y las copas (con o sin alcohol). Todo ello acompañado con la música y el ritmo de los años sesenta y también de música actual.


¿Cómo? ¿Por qué?

La “idea inicial” surgió por un encuentro casuístico entre los tres Antonios (Antonio Ruíz Esperidón, Antonio Luis García Ruiz y Antonio Serrano Henares), en la calle Reyes Católicos, la de mayor solera de Granada, “eje histórico y bioclimático de la ciudad” (según Adagio de Amor), enlace urbanístico, cultural y vial,  unión entre tradición y modernidad, y convergencia de pasado, presente y futuro de Granada.

La importancia del encuentro fue total, porque anteriormente nunca se había podido dar. Hemos de agradecer y reconocer que Antonio R. Esperidón fue el creador de la idea, “el motor más motriz” del encuentro, en el que también habrá mucha gente de “mucho Motril” y de sus aledaños costeros. El motivo, bien sencillo: la buena sintonía, la amistad y el recuerdo existente entre estos tres amigos, extensible al resto de la Promoción 1965-1968.


¿Para qué?

La finalidad del encuentro también es sencilla, motivada y desinteresada, verse, saludarse, encontrarse, retratarse, autobiografiarse, narrar experiencias, confirmar o desestimar hipótesis y, sobre todo, “demostrar valores contrastados, confirmados y comprobados, que han funcionado bien durante casi cincuenta años”. ¿Serán dignos de mantener?

Entre estas casi dos centenas de compañeros/as no existió, ni ha existido nunca el más mínimo roce, la menor discusión, ni un fortuito enfrentamiento. El compañerismo, el sentido del humor, el “buen rollo” y la amistad, han existido cuando eran estudiantes cuando ejercían como profesores  y ahora cuando muchos de ellos están jubilados. Todos y todas cuentan con el magisterio de la escuela y de la vida, con la “sabiduría de la práctica”, como dice Shulman, y con la heterogeneidad de experiencias de vida: maestros, profesores de instituto, de universidad, comisarios de policía, empresarios, etc.… Trabajadores todos, que quieren reunirse para pasarlo bien y potenciar la sinergia de “alternar, alegrar y alargar la vida”; porque no está todo perdido, sino que está todo por hacer: la presencia de sus profesores es un ejemplo de ello.


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

“Paco y el espetón” por Bernardo Roa Guzmán

“Paco y el espetón” por Bernardo Roa Guzmán

Texto y fotos: Bernardo Roa Guzmán.- Todavía las sombras de la noche eran dueñas de todo a mi alrededor cuando, con mi cámara acuestas, salgo de casa dispuesto a hacer mi paseo diario, un paseo a medias entre deportivo y fotográfico, un paseo unos días por la montaña y otros por la playa, pero ese día fue por la playa, un paseo, os aseguro, que ilusionante y aventurero porque salgo en busca de no se qué y, casi siempre, la pieza mas importante obtenida es la que no esperaba “cazar” con mi objetivo.

Mi caminar hasta Calahonda transcurre junto al camino, bajo la luz aún de las farolas, pero veo entre las tinieblas de la noche, que aún no se ha marchado, las siluetas de pescadores junto a la orilla, y me pregunto …¿se pasan toda la noche ahí, junto al mar para “pescar”, igual que yo, no saben qué o si pescarán  “algo”? y yo mismo me respondo…”debe ser algo apasionante, que engancha”, cuando están ahí un día tras otro, sin cansarse, fieles a su cita, y muchos de ellos toda una noche porque, por lo que veo en los carteles es cuando se permite pescar con caña…de nueve de la noche a ocho de la mañana.


Llego al Farillo de Calahonda y ya comienza a percibirse en el horizonte el despertar del día… primero en un rojo oscuro a modo de neblina y sobre él un azul oscuro… mas tarde el rojo se vuelve intenso y el azul del cielo, por encima, se ilumina, resplandece… hasta que en unos instantes comienza a aparecer tras la línea de horizonte un punto incandescente que se va agrandando hasta convertirse en un semicírculo primero y en un brillante círculo de color rojo después…


Ya camino por la orilla, junto a las olas, disfrutando de su sonido al romper con la arena de la playa y sigo pasando junto a pescadores incansables, algunos con dos y tres cañas, con una “tienda” improvisada con una sombrilla y unas telas o toallas, supongo que para resguardarse en su espera del relente de la noche… junto a ellos un cubo con agua y, en algunos casos, con alguna pieza ya obtenida… Cuando paso junto a algunos de ellos les oigo comentar…”no hay nada, lo tienen todo arrasado”… supongo que se refieren a las pequeñas barcas que pescan cerca de la orilla. Les doy los buenos días, me los devuelven y me preguntan “si yo soy el de las fotos de la tele”, lo que me da pie para entablar una pequeña e intrascendente conversación con ellos acerca de la pesca y de la fotografía… Sigo mi camino y me encuentro otras dos cañas con sus dos pescadores, pero veo en el suelo un pez grande, no sé que pez es.. me llama la atención y les pregunto si le puedo  hacer una foto a su “pieza” a lo que, muy amablemente uno de ellos me dice…”lo ha pescao Paco, ¡Paco, ponte con él y cógelo en tu mano para la foto!”, a lo que Paco accede encantado…pero quiere que la mande a Telemotril. Yo le digo que en Telemotril no se yo que pongan fotos, que la mandaré a una cadena televisiva nacional en la que es posible que la pongan… o no.


Y Paco, muy amablemente me explica que esa extraña especie para mi, es un “espetón”…¡y a mi que me pareció un pez espada en pequeño…!.

Ya tenía dos nuevos amigos entre los pescadores de Calahonda y ya me iba yo contento también con mi trofeo: esa foto de Paco con su “espetón”, un Paco que lucía orgulloso y feliz su trofeo, aunque muy posiblemente él ni se lo comiera porque dicen que suele regalar su pesca… Paco, me enteré después, ha sido pescador en barco… ahora pesca con caña, desde la orilla; ¡pero tiene mucha suerte o sabe mucho!, me comentan… siempre es el que mas pesca…”hace unos días pescó una dorada de mas de dos quilos”, me cuentan…


Sigo mi camino ya de regreso a casa… ya son mas de las ocho y los pescadores poco a poco se van retirando… hasta la noche posiblemente otra vez, porque la pesca, como la fotografía, es una afición que no cansa, que no es monótona, aunque al que la vea desde fuera así le pueda parecer… “lo malo es que la costa está muy castigada, demasiado explotada… “ Pero estos otros pescadores, los de la caña, siempre esperan el milagro de capturar una pieza importante como hoy le ha pasado a Paco con su “espetón”… 


Cuando llegó el medio día pude comprobar que el espetón de Paco lo había podido ver toda España gracias a  “mi trofeo”, mi foto de Paco con su espetón… no le prometí nada, solo enviarla… pero salió…. Aunque no fue en Telemotril como él hubiese querido…¡lo siento Paco!, algún día preguntaré si ellos ponen fotos de pescadores con sus ansiados y trabajados trofeos después de una larga noche bajo el relente.


“Aquellos maravillosos años…. 45 años después" por Bernardo Roa Guzmán

“Aquellos maravillosos años…. 45 años después" por Bernardo Roa Guzmán

Es el tiempo que ha pasado desde que allá por 1968 termináramos nuestra flamante carrera de Magisterio un buen puñado de jóvenes de  entre 17 y 25 años que hoy contamos entre 62 y 70 y que ya, la mayoría, estamos jubilados.

Es el reencuentro de un grupo que hemos calificado a aquella etapa de nuestra vida, a esos tres años, entre 1965 y 1968, que compartimos nuestras vidas en la Escuela Normal de Granada, como “Aquellos maravillosos años”… unos años de los que guardamos un recuerdo imborrable.

Algunos llegamos a la Escuela Normal casi con pantalón corto, con 14 años recién cumplidos…  otros eran algo mayores;  yo era de los mas pequeños,  un auténtico niño aún… y allí crecimos en todo… en edad, en sabiduría, en convivencia y en valores, sin  jamás recordar una mala palabra entre ese gran grupo, una discusión,  un rechazo hacia nadie… todo un ambiente de camaradería y compañerismo que todos recordamos y hemos llevado como testigos fieles a cada uno de los rincones distantes de nuestra geografía donde hemos desempeñado nuestra labor como maestros.



Han pasado 45 años y, por iniciativa de nuestro “delegado” de entonces Antonio Ruiz Esperidón, ayudado eficazmente por Visi Gálvez Muñoz, Antonio Luis García Ruiz, Consuelo Moreno Valverde y Antonio Serrano Henares, han conseguido la hazaña de reunir ya a mas de 125 compañeros y compañeras que tendremos un encuentro en el Hotel Vinci de Granada, una comida de compañeros y luego momentos para el recuerdo y la nostalgia. Aunque hay que resaltar un hecho curioso: por aquel entonces la Escuela Normal del Magisterio (hoy sede de la Delegación de Educación y de Gobernación, en la Gran Via de Granada), estaba dividida en dos alas:  en una estudiaban las chicas y en  otra los chicos… y en el pasillo que las unía Había situado un gran biombo con un espejo para impedir la comunicación “entre futuros maestros y maestras” dentro del Centro…¡eran, evidentemente, otros tiempos!


Han pasado 45 años.  Algunos ni nos reconoceremos…, pero eso sólo será al principio porque, seguro que, ese compañerismo, esa camaradería de antaño… esa amistad, pronto volverá a renovarse, a actualizarse.

Entre todos hemos recopilado y aportado nuestras fotos del recuerdo y estamos escribiendo muchos algo de lo que dejó huella en nuestra memoria para, en ese dia tan esperado, podamos compartirlo y hacerlo aún mucho mas entrañable..

Y yo concluyo con una afirmación rotunda…”Ha merecido la pena ser maestro”, pero también con otra que no lo es menos…“Ha sido gratificante ser el compañero de todos estos compañeros”

… ese día mágico y esperado será el próximo 5 de octubre, en Granada, en el Hotel Vinci… muy cerca de nuestra recordada “Escuela Normal”.



"La vuelta al cole" por Bernardo Roa Guzmán

Llega de nuevo septiembre y con él la, para unos, anhelada vuelta al cole y el, para otros, tan temido regreso. Pero el hecho es que los colegios han abierto hoy de nuevos sus puertas a los alumnos de Infantil y Primaria y lo harán el próximo lunes, dia 16 a los estudiantes de Secundaria.

Y comienza un nuevo curso lleno de incógnitas, de dudas, de certezas, de inquietudes, de desesperanzas, de esperanzas… un nuevo curso en el que todos tenemos los ojos puestos: familias, alumnado, profesorado y administracción… un curso que los sindicatos "de clase" prometen "caliente"… un curso que, los  padres responsables esperan, desean, fructífero, aprovechado, sin conflictividad… un curso que los alumnos incician con todas sus ilusiones intactas aún, muchos ilusionados porque de nuevo encuentran a sus amigos, de nuevo llenan su tiempo, de nuevo les hace volver a la responsabilidad, al trabajo… a subir un peldaño mas en el  edificio de su formación.

¿Será un otoño y un curso caliente como prometen y anuncian los sindicatos? ¿Qué se pierde y qué se gana con esa "conflicitividad"? ¿Quien pierde y quien gana? ¿Se piensa realmente en los alumnos o se les utiliza? ¿Se piensa en el profesorado o se utiliza al profesorado?


Yo, con el aval de mis  35 años como maestro opino que hay algo que para mi es indudable: los niveles de fracaso y abandono escolar son impresentables e inadmisibles, el nivel de conocimientos en los alumnos está bajando alarmantemente, el nivel de esfuerzo y sacrificio entre el alumnado casi se ha perdido, el nivel de confianza y autoestima  del profesorado está por los suelos… los padres comienzan a hartarse…¡demasiada paciencia tienen!… ¿Qué está pasando? ¿Qué hace falta para que esto cambie? ¿Qué papel le corresponde jugar a alumnado, profesorado, familias, sindicatos, administración? ¿Por qué los partidos politicos de una puñetera vez no se sientan a hablar en serio de "educación" y con educación… pensando exclusivamente en los niños y dejando a un lado intereses espúreos, intereses políticos? Es urgente un PACTO POR LA EDUCACION, en la que esta deje de una vez  de ser un arma politica del gobierno de turno y ver sometidos a nuestros alumnos, a nuestros profesores y a nuestras familias a la incertidumbre cada vez que cambian los gobiernos.

Es imprescindible y urgente un "pacto por la educación" en el que los verdaderos profesionales, los maestros, los profesores, tomen la iniciativa y sean de verdad escuchados de una vez, y no meros espectadores como en las leyes que se han ido aplicando hasta ahora "con tintes de democracia" pero sin tener en cuenta la opinión del profesorado, el que mas sabe  de educación…  La LOGSE quiso aparentar ser una ley de consenso, pero eso fue falso… yo estaba en un sindicato cuando se aprobó… no se tuvo en cuenta la opinión de los profesionales, solo de los politicos, me digan lo que me digan quienes opinan de otra manera interesadamente.


Para mi, el que la LOGSE ha sido un fracaso es evidente: se ha querido "igualar" a todos, pero POR DEBAJO, (no se puede suspender y hacer repetir a un alumno mas de una año en primaria… aunque no sepa leer fluidamente al menos)…y al que pasa en malas condiciones, "apoyos y refuerzos" pero…¿a costa de qué? ¿si no ha sido capaz de superar unos objetivos va a ser capaz de superar los del curso siguiente y los anteriores? Esa igualdad de la que nos hablan es un engaño: todos no somos iguales… hay alumnos mas inteligentes y otros menos favorecidos …¿y tienen que llegar todos a la misma meta? ¿que se creen que han conseguido con la promoción automática de curso?… que la cultura del ESFUERZO  se pierda por completo… el alumno con dificultades, o lo que es peor, el "flojo" piensa… "es igual, si suspendo un año ya al curso siguiente paso y no puedo repetir mas…" ¿y encima les pedimos que "estudien" en Secundaria cuando muchos llegan sin haber alcanzado una lectura fluida y comprensiva?

Es urgente una reforma de las leyes educativas… es urgente una "ley de calidad" que prime de nuevo el esfuerzo y el trabajo, que premie a quien lo hace… es necesario que de una vez se le de voz y voto a los maestros y opinen… ellos mejor que nadie sabrían hacer una reforma efectiva…¡pero con los politicos bien lejos! Que tengan claro esos politicos de turno que , si aún funcionan algo las escuelas es solamente gracias a los maestros, unos maestros que, además, se ven agobiados con papeles y mas papeles, con burocracias y cada vez con menos tiempo para enseñar a leer y escribir… ¡y además les suben los horarios y les bajan los sueldos! ¿pero saben los politicos con lo que están jugando? …Aunque a lo mejor si lo saben y lo que interesa es que las futuras generaciones tengan cada vez menos formación por eso de que un pueblo inculto es mas fácil de dominar…


Hoy han abierto de nuevo sus puertas los colegios… hoy de nuevo hay muchas ilusiones y muchos miedos a flor de piel…  ¿serán capaces los politicos de todos los signos en este nuevo curso de dar respuesta y una respuesta positiva a todas estas inquietudes, a todas estas esperanzas SOLO PENSANDO EN EL BIEN DE NUESTROS HIJOS? ¿Serán capaces de una puñetera vez de empezar la casa por los cimientos y contar para la reforma urgente con los que estan a pie de obra, con los maestros y profesores?

Feliz nuevo curso a los alumnos, a las familias y, en especial, a mis ex compañeros, los sufridos profesores.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

"Como la vida misma" por Bernardo Roa Guzmán

¿Quién ha dicho que los montes de Carchuna son un paisaje sin vida, solo llenos de esparto y matorral e invadidos por los plásticos hasta donde estos pueden llegar? Los montes que rodean Carchuna están llenos de vida y si alguien quiere comprobarlo, solo tiene que darse un paseo por ellos, principalmente ahora en verano a primeras horas de la mañana  o últimas de la tarde… es muy posible que se encuentre con alguna manada de cabras monteses como esta  que se ha dejado fotografiar por mi esta tarde, ya cerca del anochecer, por encima del acantilado del Sacratif, por la antigua carretera Málaga-Almería… es muy fácil encontrarlas por las mañanas y por las tardes en manadas de un macho, su hembra y las crías… no se asustan con demasiada facilidad ya que saben que se les respeta, no se les agrede y hasta se dejan fotografiar… yo ya lo he hecho un montón de veces… hasta llego a pensar que me conocen.

Suelen bajar hasta la misma orilla del mar, supongo que buscando la sal que es también necesaria para su vida, para sus purgas.

Y no solo las he visto aquí, que lo he hecho con frecuencia, sino también en los acantilados de Calahonda; cruzan la carretera y bajan  hasta la orilla con esa facilidad que tienen para moverse por su medio, lo roquedos.

Nuestros montes, los montes que rodean a Carchuna y Calahonda tienen vida… en ellas viven las cabras montesas… y otras muchas especies animales y vegetales a las que sería muy interesante acercarse…¿lo hacemos?


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres