Blogia
Motril@Digital

El Centro Mediterráneo aborda las posibilidades del piano como medio de creación musical en el jazz

El Centro Mediterráneo aborda las posibilidades del piano como medio de creación musical en el jazz La actualidad temática del curso Historia y Lenguaje del Jazz. El piano como medio de creación musical, dirigido por los profesores Jesús Rubio y Teresa Luján, no puede ser más evidente al realizarse como actividad paralela al Festival Internacional Jazz en la Costa de Almuñécar. En las sesiones, se impartirán clases generales de Historia del Jazz e Iniciación al Lenguaje. Este año, el curso está especialmente dedicado al piano, por lo que habrá un ciclo de charlas sobre los pianistas de jazz y blues, una charla-concierto sobre pianistas y estilos pianísticos de blues y una ponencia sobre el acompañamiento y la improvisación en el piano de jazz.
Jazz actual
Desde un punto de vista académico, el jazz resulta una materia cada vez más actual. Desde hace ya algunos años, en ciudades como Barcelona o San Sebastián constituye una especialidad dentro de los Conservatorios Superiores de Música y existe la figura de licenciado en jazz. Las instituciones de enseñanza se muestran cada vez más conscientes y receptivas con respecto a la importancia histórica del jazz como estilo musical y como lenguaje y a su tratamiento como género musical susceptible de reflexión, desarrollo teórico e investigación.

Actualmente, la LOGSE contempla el jazz como especialidad dentro de sus planes educativos y está previsto que su estudio se implante poco a poco en los centros educativos de Andalucía. Según los organizadores del seminario, su conocimiento y estudio generalizado contribuirá a destruir su carácter minoritario, así como los prejuicios que rodean a este tipo de música, a menudo considerada “elitista”. De acuerdo con los profesores, existen muchos estilos de jazz al alcance de todos y basta con pararse a escucharlo, ya que “no se trata en absoluto de un estilo musical minoritario ni se necesita una formación especial para disfrutarlo”.

Feeling en Granada

La provincia de Granada mantiene desde hace varios años una fructífera relación con el jazz que se enriquece cada año con nuevos aficionados y propuestas. En este sentido, el Centro Mediterráneo de la Universidad viene apostando por la difusión del jazz desde el año 2001 y los cursos dedicados a este género van ya por su quinta edición, lo que demuestra que el jazz interesa “a una amplia minoría”. La Universidad de Granada es una de las pocas universidades españolas que cuenta entre su oferta académica con la titulación en Musicología. Según los directores del curso, mientras que para el estudio del jazz sí se requiere una base musical, el seminario está dirigido a aficionados de cualquier titulación sin formación musical previa, ya que su objetivo es promover su divulgación y el acercamiento al gran público.

La provincia cuenta con dos eventos jazzísticos de alto prestigio y calidad a lo largo del año: el de Granada, que suele celebrarse en otoño, y el Festival Jazz en la Costa de verano en Almuñécar. El seminario está fuertemente vinculado con este Festival, los conciertos que tienen lugar cada noche constituyen un complemento práctico a los contenidos teóricos que se abordan en las clases y los alumnos matriculados disponen de entrada libre a los conciertos.

Piano esencial

De acuerdo con el profesorado del seminario, el piano es seguramente, junto con la voz, el instrumento más jazzístico, y su sonido ha caracterizado desde siempre la música jazz como instrumento básico para la configuración armónica de sus acordes. De hecho, la instrumentación típica comienza con una sección rítmica formada por el piano, el contrabajo, la batería y una guitarra opcional, a la que se suman instrumentos de viento, como en las big bands, con saxofones, trombones y trompetas.

En los años veinte, la música para piano constituyó uno de los principales vehículos para la evolución del jazz. El distrito de Harlem, Nueva York, se convirtió en el centro de un estilo muy técnico, con improvisaciones muy extensas, que se conocería como stride piano. Los maestros de esta escuela fueron James P. Johnson, y su alumno Fats Waller, que se convertiría en el intérprete más popular de este estilo. En esta década, también se desarrolló el boogie-woogie, una forma de blues con bajos muy marcados que repite una y otra vez la mano izquierda, mientras la derecha alterna diferentes ritmos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres