Blogia
Motril@Digital

El Ayuntamiento de Almuñécar acuerda no declarar la nulidad de una licencia de obras en contra del dictamen del Consejo Consultivo

El Ayuntamiento de Almuñécar acuerda no declarar la nulidad de una licencia de obras en contra del dictamen del Consejo Consultivo

El último pleno aprobó, con el voto en contra de IU, rechazar la nulidad de la licencia de obras para la construcción de 9 viviendas unifamiliares en Las Palomas. Esta licencia había sido concedida el 8 de marzo de 2005. La administración autonómica solicitó su anulación, siendo desestimada esta petición por el Ayuntamiento. 

En 2013 el asunto llegó al TSJA, que pidió al ayuntamiento que revisara la licencia, dando en parte la razón a la Junta. En junio del mismo año, el pleno acuerda iniciar los trámites de revisión de la licencia y los técnicos municipales argumentan en su informe que la construcción se ajusta a la normativa urbanística. 

El Consejo Consultivo andaluz, en su dictamen, establece que procede la declaración de nulidad de pleno derecho de la licencia de obras, ya que no se cumple el requisito de parcela mínima fijado en la ordenanza, que es de 1.000 metros para cada vivienda. En realidad, en una parcela de 1.700 metros se han construido nueve viviendas. 

Igualmente, el Consejo Consultivo afirma que se incumple otro requisito esencial ya que se supera con creces la densidad poblacional, fijada en cuatro habitantes por parcela. 

Aunque ya sabemos que los dictámenes del Consejo Consultivo no son vinculantes, explica el portavoz de IU, no es razonable que el Pleno acuerde hacer caso omiso a un dictamen más que razonado que no hace sino dar a la razón a un argumento coherente esgrimido por la Junta en decenas de procedimientos similares, y es que no tiene lógica, cuando la parcela mínima para construir es de 1.000 metros, deducir que en una parcela de 1.700 se pueden hacer nueve casas. Podríamos discutir si con ese tamaño se pueden hacer una o dos viviendas, pero todo lo que sea superar esa cifra es ir contra la letra y el espíritu de esa norma que el ayuntamiento había aprobado en 1987 con el fin de reservar ciertas zonas del municipio para edificación residencial. 

El portavoz de IU lamenta que se continúen con las mismas prácticas del pasado, haciendo caso omiso a los requerimientos de otras administraciones para no cumplir con la legalidad urbanística, ya que esta práctica a la larga sale muy cara a los ciudadanos de este municipio. 

Fermín Tejero dijo sorprenderse por la postura del resto de la corporación, ya que sólo los concejales de IU mostraron su oposición a esta medida.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres